Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

miércoles, 10 de agosto de 2011

Juan Pablo II en la Argentina 1987 (16a) con la comunidad ucraniana (10 de abril de 1987)





Terminada la celebración eucarística en el Estadio de Velez Sarsfield
donde celebró la Santa Misa, dedicada a las personas consagradas y a los agentes de pastoral, ese mismo viernes 10 de abril de 1987 el Papa se dirigió en papamóvil a la catedral de los ucranios, donde saludó a los niños que vestían trajes típicos nacionales ucranios. Alli en presencia de unas 1.000 personas los jovenes le ofrecieron un recital. El eparca, monseñor Andrés Sapelak, dirigió al Papa un saludo y luego de la coronación del ícono de la Virgen de Prokov el Santo Padre dirigió una alocución a los ucranios.



Con gran alegría visitaba a los fieles ucranios en la Catedral de Nuestra Señora del Patrocinio en Buenos Aires, patrona del templo y de la eparquia ucrania en la Argentina. Con gran gozo además por estar ya tan cercano el Jubileo del bautismo de la antigua Rus`s de Kiev, conmemorando el bautismo del Gran Principe de Kiev Volodymyr en el año 987, cuya "conversión acelero la aceptación global del cristianismo en el año 988". Eran tiempos cuando "aun toda la Iglesia de Cristo vivía en plena unión eclesial. Un cristianismo ortodoxo en la fe y al mismo tiempo católico en la caridad, por estar en plena comunión con la sede apostólica de Pedro y con toda la Iglesia" explicaba el Papa Juan Pablo II, agregando que el doloroso y fatal proceso de progresivo alejamiento entre la Iglesia de Roma y la Iglesia de Constantinopla, ocurrió solo mas tarde. Si bien - decia - entre el cristianismo de Occidente y el de Constantinopla es quizás mas apropiado hablar de “separación de hecho” que de “ruptura formal”.
En su discurso el Papa Juan Pablo II resaltaba el novecientos cincuenta aniversario de la consagración de Kiev y de la Rus’ a la protección de la Santísima Virgen “Auxilio de los cristianos”, que hizo el Gran Príncipe Jaroslav Madryj, el año 1037 y recordando el nonagésimo aniversario de la emigración ucrania a la Argentina y el vigésimo quinto aniversario de la Eparquía coronaba “con profundo amor” el icono de la Santisima Virgen venerada en la Catedral “confiando todos a su protección materna.”
El discurso completo puede leerse en el blog Juan Pablo II en la Argentina,
(en el sitio de la Santa Sede solo esta en idioma italiano)

La eparquía de Buenos Aires fue creada en 1968 por el Papa Pablo VI como Exarcado Apostólico, el mismo Pontífice la elevó a Eparquía (obispado oriental), con la bula "Cum praete rito", y con jurisdicción sobre todos los católicos de rito ucranio bizantino que viven en la República Argentina. Forma parte de la Iglesia Católica Ucrania de rito bizantino, -una de las 21 Iglesias orientales católicas "sui iuris"-, dependiente del Arzobispo Mayor de Liev, Ucrania. (AICA)

No hay comentarios: