Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

martes, 24 de julio de 2012

10 años de la última JMJ de Juan Pablo II (1)


(las fotografías son de Catholic Register)


Se cumplen 10 años de la última JMJ de JuanPablo II,  una JMJ (23-28 de julio 2002)  por cierto muy especial, única aquella que “a orillas del lago de Ontario parecía revivir la experiencia de la gente de Galilea en las márgenes del lago de Tiberíades, cuando Jesús entregó a las multitudes reunidas en torno a sí la espléndida y comprometedora "proclama" de las Bienaventuranzas. Los jóvenes congregados en Toronto se dieron cuenta de que en las palabras de Jesús se hallaba la respuesta a las expectativas de alegría y esperanza que alberga su corazón. Una respuesta que convence, entre otras razones, porque Jesús no se limitó a enunciar las Bienaventuranzas, sino que también las vivió hasta la entrega suprema.”  (Juan Pablo II a su regreso enel Ángelus del 4 de agosto 2002) 


A su vez una Jornada tan única como lo son todas,  solo que esta fue una suerte de despedida que muchos presintieron como tal y que Juan Pablo II mismo hizo entrever en sus palabras. De alguna manera se despedía de sus Jornadas pero dejaba su mensaje fuerte, vigoroso…. imborrable la impronta de su legado. Un hombre santo, anciano, que contagiaba vida, una vida que los jóvenes supieron interpretar desde los primeros momentos de su llegada a Toronto.  Fueron momentos históricos escriben en la novena preparada en Canadá para la beatificación, que comenzaron con un pequeño gesto. Atentos a las dificultades del Papa se le había preparado un elevador para que no tuviera que bajar por la escalerilla del avión, sin embargo él desafiando el momento  fue al encuentro de los jóvenes escalón tras escalón porque entre los jóvenes él se sentía joven!  


La JMJ 2002 fue una JMJ que en cierta manera se presentaba difícil. El mismo cardenal Ambrozic decía de los preparativos:  “Cuando en Denver en 1993 tuvimos nuestro primer encuentro para las Jornadas Mundiales de la Juventud que se realizarían en Toronto, asistí a esa reunión algo escéptico. Dudoso si se quiere. Pero allí descubrí un nuevo mundo”…. un mundo que ya había olvidado. Los jóvenes me sorprendieron.”

Y el Papa Juan Pablo II en el Ángelus en la Plaza San Pedro previo a su partida expresaba: 
“Los trágicos acontecimientos del 11 de septiembre del año pasado y del conflicto en Tierra Santa han proyectado sobre el mundo una sombra oscura. Pero Jesús exhorta a sus discípulos a no tener miedo, y les repite: "Vosotros sois la sal de la tierra... Vosotros sois la luz del mundo" (Mt 5, 13-14). Los jóvenes cristianos, que se encontrarán en Toronto, se hallan dispuestos a responder a Cristo: ¡Aquí estamos! En tu palabra, y sin miedo, echaremos las redes del Evangelio (cf. Lc 5, 5).”

Y precisamente de eso se trata : echar las redes…..aunque a veces pareciera que pasadas las Jornadas se atenúa el entusiasmo, se acallan las voces. Y sin embargo ese fuego interno, esa chispa encendida entre oraciones, adoración y momentos vividos en comunidad se atesoran en lo hondo del corazón. .No siempre saltan a la vista cambios radicales, inmediatos,  pero como decía el padre Rosica, Director Nacional de la JMJ (WYD) 2002 en Toronto “se trata de sembrar. No es unahistoria de éxito de un concierto de rock, sino que estamos hablando desembrar….”

Lo confirma el asistente del padre Rosica Pedro Guevara Mann quien reconoce que su vocación es fruto de la JMJ y que no ocurrió de repente. Son pequeños cambios que van mostrándote que significa ser discípulo, que significa ser apóstol, que significa servir, que significa trabajar para la Iglesia”.

Invito visitor posts etiquetados JMJ 2002 

No hay comentarios: