Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

domingo, 8 de julio de 2012

La herencia tomasiana del Beato Juan Pablo II y la refundación de la Pontificia Academia de Santo Tomas de Aquino (2 de 2)



La portada del programa para la XII Sesión Plenaria de la Academia Pontificia Santo Tomas de Aquino,  contiene una cita del Beato Juan Pablo II de su carta Apostólica Inter Mumera Academiarum: 

Para hacer realidad los deseos manifestados en mi carta encíclica Fides et Ratio, me ha parecido oportuno renovar los Estatutos de la Academia Pontificia de Santo Tomás, a fin de que sea instrumento eficaz para bien de la Iglesia y de la humanidad entera.
En el alba del tercer milenio, muchas condiciones culturales han cambiado. Se notan profundizaciones de gran importancia en el campo de la antropología, pero sobre todo cambios sustanciales en el modo mismo de comprender la condición del hombre frente a Dios, frente a los demás hombres y frente a la creación entera. Ante todo, el mayor desafío de nuestra época brota de la vasta y progresiva separación entre la fe y la razón, entre el Evangelio y la cultura. Los estudios dedicados a este inmenso campo se multiplican día tras día en el marco de la nueva evangelización. En efecto, el anuncio de la salvación encuentra muchos obstáculos, que brotan de conceptos erróneos y de una grave falta de formación adecuada.
En las actuales circunstancias culturales, antes descritas, resulta conveniente, e incluso necesario, que esta Academia sea como un foro central e internacional para estudiar mejor y con más esmero la doctrina de santo Tomás, de modo que el realismo metafísico del actus essendi, que impregna toda la filosofía y la teología del doctor Angélico, pueda entrar en diálogo con los múltiples impulsos de la investigación y de la doctrina actuales.”

“ La relación entre fe y razón constituye un serio desafío para la cultura actualmente dominante en el mundo occidental y, precisamente por eso, el amado Juan Pablo II quiso dedicarle una encíclica, titulada justamente Fides et ratio, Fe y razón. También volví  a  abordar  recientemente  este tema en el discurso que pronuncié  en  la Universidad de Ratisbona.  Con clarividente sabiduría santo Tomás de Aquino logró instaurar una confrontación fructuosa con el pensamiento árabe y judío de su tiempo, hasta tal punto que es considerado un maestro siempre actual de diálogo con las demás culturas y religiones. Supo presentar la admirable síntesis cristiana entre razón y fe, que para la civilización occidental representa un valioso patrimonio, al que se puede acudir también hoy para dialogar de modo eficaz con las grandes tradiciones culturales y religiosas del este y del sur del mundo.”
Sigue un Prólogo al programa del encuentro, que traduzco pues en el Sitio está solo en italiano e inglés:
El Beato Juan Pablo II cambio el curso de la historia a la par de Gregorio Magno y Leon Magno.  El no solo liberó a Europa de la ideología y la praxis comunista, sino que merced a la fuerza de su Magisterio, sus oraciones, sus ideas y sus actuar,  encaminó a la Iglesia hacia el Tercer Milenio con un dinamismo apostólico renovado. Tal como el mismo dice “Desde el comienzo de mi pontificado no he dejado pasar ocasión propicia sin evocar la excelsa figura de Santo Tomás “«Doctor Communis Ecclesiae» .  Sin dudas, a razón de la Enciclica Fides et ratio, que reinterpreta en un contexto de modernidad el pensamiento de Aquino en los temas trascendentales de la verdad del bien y el ser, el beato Juan Pablo II decide refundar la Pontificia Academia de Santo Tomas a fin de otorgarle un rol más activo en el programa de la nueva evangelización. Por lo tanto, adhiriéndose a la Beatificación del Papa Juan Pablo II por el Papa Benedicto XVI, la Pontificia Academia de Santo Tomas desea reconocer la admirable obra no solamente en señal de agradecimiento sino también como parte de su compromiso y misión.”
Se invita además  a todos los académicos y a quienes han sido testigos del pontificado de Juan Pablo II a unirse en oración por el Santo Padre  Benedicto XVI y a reflexionar sobre la especial relación entre Santo Tomas y el Beato Juan Pablo II, ambos patronos de la Academia.

No hay comentarios: