Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

jueves, 19 de julio de 2012

Los niños desnutridos de El Sahel


Hoy leo en Zenit:
Un millón de niños desnutridos Alarma por el agravamiento de la crisis en el Sahel
GINEBRA, jueves 19 julio 2012 (ZENIT.org).- En el Sahel hay un millón de niños gravemente desnutridos en espera de recibir las ayudas indispensables para su supervivencia. El dato, que amenaza con agravarse por la crisis del norte de Malí, es confirmado por los más recientes informes internacionales y fue recordado este martes en un comunicado de Médicos sin Fronteras. Es el número más alto nunca registrado en la historia y la respuesta a tal situación no puede ser sólo de emergencia sino que exige soluciones a largo plazo. Este año, todos los países del Sahel más golpeados por la desnutrición han desarrollado un ambicioso plan preventivo de respuesta a la emergencia, pero según muchos observadores esta no podrá ser la única opción en marcha, y hay que considerar la lucha a la desnutrición como un problema de salud pública y una prioridad política y social.

Invito visitar mis posts etiquetados El Sahel.  En uno de ellos Ricardo comentaba: 
“Y pensar que a veces parecería que nos mal acostumbramos a la obscenidad de la miseria... Y no sólo en el África, sino también por estos pagos. Juan Pablo II seguramente andará abogando por los pobres y por nosotros para que abramos los ojos Un gran abrazo. Paz y Bien. Ricardo”

Y  yo le respondia: 
"Gracias Ricardo. Parecería que el problema del Africa y el nuestro son tan distintos ....y sin embargo en el fondo creo que son tan similares. Si desapareciese la corrupción y se abrieran al menos un poco más los corazones cuanta menos pobreza habría."

La situación no ha cambiado…. ni aquí ni en Africa!  Al contrario, todo indica que ha aumentado en ambos lados….   Que hacemos para concientizar  a nuestros niños que hay otros niños que no tienen nada para comer mientras ellos rechazan y fruncen ceños cuando alguna comida no les gusta?   Y nosotros mismos cuantas veces tiramos, desechamos alimentos que otros se arrastrarían para poder alcanzar? 

Quizás no podamos hacer mucho ni aquí ni alla para paliar esta hambruna, pero lo que si podemos y debemos hacer es despertar conciencias!

No hay comentarios: