Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

martes, 9 de agosto de 2011

Santa Teresa Benedicta de la Cruz - pequeña biografia



(he seleccionado algunos datos y párrafos de la página de la Santa Sede, que recomiendo leer completa – es todo una pequeña biografía)


Cuando Edith Stein, la última de once hermanos, nació en Breslau el 12 de octubre de 1891, la familia festejaba el Yom Kippur, la mayor fiesta hebrea, el día de la expiación. "Esto hizo, más que ninguna otra cosa, que su madre tuviera una especial predilección por la hija más pequeña". Precisamente esta fecha de su nacimiento fue para la carmelita casi un vaticinio….

Despues de haber terminado sus estudios ocurre algo sencillo pero importante en su vida hacia la conversión: observaba cómo una aldeana entraba en la Catedral de Frankfurt con la cesta de la compra, quedándose un rato para rezar. "Esto fue para mí algo completamente nuevo – diría - . En las sinagogas y en las iglesias protestantes que he frecuentado los creyentes acuden a las funciones. Aquí, sin embargo, una persona entró en la iglesia desierta, come si fuera a conversar en la intimidad. No he podido olvidar lo ocurrido".

Otro testimonio que le tocara profundamente fue su encuentro con la esposa de Adolf Reinch. Los Reinach se habían convertido al Evangelio…. De este encuentro Edith escribiría: "Este ha sido mi primer encuentro con la cruz y con la fuerza divina que transmite a sus portadores... Fue el momento en que se desmoronó mi irreligiosidad y brilló Cristo"."lo que no estaba en mis planes estaba en los planes de Dios. Arraiga en mí la convicción profunda de que -visto desde el lado de Dios- no existe la casualidad; toda mi vida, hasta los más mínimos detalles, está ya trazada en los planes de la Providencia divina y, ante los ojos absolutamente clarividentes de Dios, presenta una coherencia perfectamente ensamblada".

Despues de sus debates con Edmund Husser lee el Nuevo Testamento, Kierkegaard y el opúsculo de los Ejercicios espirituales de Ignacio de Loyola….y se encuentra con otros conversos. Finalmente al leer la autobiografía de Teresa de Ávila, que lee durante toda la noche diría: "Cuando cerré el libro, me dije: esta es la verdad".
Considerando retrospectivamente su vida, escribía más tarde: "mi anhelo por la verdad era ya una oración".


En 1922 Edith Stein se bautizó. Inmediatamente después de su conversión, quiere entrar en el Carmelo, pero le impiden dar el paso. Sigue trabajando y dando conferencias, "Durante el período inmediatamente precedente y también bastante después de mi conversión... creía que llevar una vida religiosa significaba renunciar a todas las cosas terrenas y vivir solamente con el pensamiento puesto en Dios. Gradualmente, sin embargo, me he dado cuenta de que este mundo exige de nosotros otras muchas cosas..., creo, incluso, que cuanto más se siente uno atraído por Dios, más debe "salir de sí mismo", en el sentido de dirigirse al mundo para llevar allí una razón divina para vivir".
Continua con su trabajo, traduce las cartas y los diarios del período precatólico de Newmann y la obra Quaestiones disputatae de veritate de Tomás de Aquino, en una versión muy libre por amor al diálogo con la filosofía moderna. Escribe obras filosóficas propias. Compone una obra sobre los principales conceptos de Tomás de Aquino: "Potencia y acción". Más tarde hará de este ensayo una obra mayor, desarrollándola bajo el título de Endliches und ewiges Sein (Ser finito y Ser eterno) en el convento de las Carmelitas de Colonia. Desarrolla su propia antropología, encuentra la manera de unir ciencia y fe, y de hacerlo comprensible a otros.

Cuando los nazis comenzaron a perseguir a los judíos se le niega seguir ejerciendo la docencia. Decepcionada dice "Si aquí no puedo continuar, en Alemania ya no hay posibilidades para mí ". En 1933 se presenta a la Madre Priora del Monasterio de Carmelitas de Colonia convencida que . "Solamente la pasión de Cristo nos puede ayudar, no la actividad humana. Mi deseo es participar en ella".

En 1938 al acrecentarse el odio hacia los judíos, arden sinagogas y aumenta el terror. La Madre Superiora de las Carmelitas de Colonia consigue trasladarla a Holanda, donde Sor Teresa redacta su testamento. "Ya desde ahora acepto con gozo, en completa sumisión y según su santísima voluntad, la muerte que Dios me haya destinado. Ruego al Señor que acepte mi vida y muerte... de manera que el Señor sea reconocido por los suyos y que su Reino venga con toda su magnificencia para la salvación de Alemania y la paz del mundo... ". En Holanda Sor Teresa seguirá escribiendo. De la vida de una familia judía, un ensayo sobre Juan de la Cruz, el místico doctor de la Iglesia, con ocasión del cuatrocientos aniversario de su nacimiento, 1542-1942.

El 2 de agosto de 1942 llega la Gestapo…y se la lleva, junto a su hermana Rosa al campo de concentración de Westerbork. "Jamás había pensado que los seres humanos pudieran llegar a ser así, y tampoco podía pensar que mis hermanas y hermanos debieran sufrir así... cada hora rezo por ellos. ¿Oirá Dios mi oración? En todo caso, oye ciertamente sus lamentos". El Prof. Jan Nota, cercano a ella, escribirá más tarde: "para mí, ella es, en un mundo de negación de Dios, una testigo de la presencia de Dios".

Al amanecer del 7 de agosto sale una expedición de 987 judíos hacia Auschwitz. El 9 de agosto Sor Teresa Benedicta de la Cruz, junto con su hermana Rosa y muchos otros de su pueblo, murió en las cámaras de gas de Auschwitz.

Con su beatificación en Colonia el 1 de mayo de 1987, la Iglesia rindió honores, en palabras del Beato Juan Pablo II, a "una hija de Israel, que durante la persecución de los nazis ha permanecido, como católica, unida con fe y amor al Señor Crucificado, Jesucristo, y, como judía, a su pueblo ".

Invito leer los posts etiquetados Edith Stein

No hay comentarios: