Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

sábado, 28 de enero de 2012

La Diócesis de Ávila recibe la reliquia del Beato Juan Pablo II

Hoy sábado 28 de Enero 2012 la Diócesis de Ávila está de fiesta!



“Hoy sábado 28 enero 2012, Mons. Slawomir Oder tendrá en el Auditorio de la Caja Ávila (Pasaje Reyes Católicos) a las 17,30 h., una conferencia de preparación sobre “La nueva Evangelización en la vida y en el pensamiento de Juan Pablo II”

A las 19.00 h., S.E. Mons. Jesús García Burillo (Obispo de Ávila) presidirá la Santa Misa, en la S.A.I. Catedral del Salvador al término de la cual será posible venerar la Reliquia del Beato Juan Pablo II.

Juan Pablo II llegó a Ávila el 1 de noviembre de 1982 “para adorar la Sabiduría de Dios. Al final de este IV centenario de la muerte de Santa Teresa de Jesús, que fue hija singularmente amada de la Sabiduría divina”. Y se alegraba de poder hacerlo “en esta Ávila de Santa Teresa que la vio nacer y que conserva los recuerdos más entrañables de esta virgen de Castilla” para estrechar “todavía más mis vínculos de devoción hacia los Santos del Carmelo nacidos en estas tierras, Teresa de Jesús y Juan de la Cruz. En ellos no sólo admiro y venero a los maestros espirituales de mi vida interior, sino también a dos faros luminosos de la Iglesia en España, que han alumbrado con su doctrina espiritual los senderos de mi patria, Polonia, desde que al principio del siglo XVII llegaron a Cracovia los primeros hijos del Carmelo teresiano”. Un viaje que el Papa deseaba realizar desde hacía tiempo, y en el que repitió las palabras que escribió al principio de aquel año centenario: “Santa Teresa de Jesús está viva, su voz resuena todavía hoy en la Iglesia”.

Los abulenses y la diócesis de Ávila, en pleno camino hacia el V centenario del nacimiento de la Santa, reciben con agradecimiento este don de la reliquia del Beato Juan Pablo II que Mons. Oder ha querido hacer a esta diócesis, tierra de Santa Teresa y custodia de su Sabiduría. De este modo, la sangre del Beato continuará hablándonos del amor que animó toda su vida y que él nos ha dejado como testamento.”

No hay comentarios: