Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

martes, 18 de septiembre de 2012

Líbano (11) Nuestra Señora del Líbano, Harissa




El Santuario de Nuestra Señora del Líbano está situado sobre el monte Harissa en la  región montañosa del Líbano.  La colina se eleva a 650 mt sobre el nivel del mar , a unos 25 kms al norte de Beirut.  Las iglesias del Líbano comenzaron a conmemorar en solemne ceremonia a Nuestra Señora del Libano, reina del Líbano a partir de 1908, celebración que tiene lugar el primer domingo de mayo.  Desde aquel lugar  llamado  “la roca” con una vista panorámica atractiva a peregrinos y turistas,  se puede apreciar la ciudad de Jounieh, el Mar Mediterráneo, la ciudad de Beirut y la montaña.



El monumento de Nuestra Señora es de bronce moldeado y fue hecho en Francia. Mide 8,50 mts de alto, con un diámetro de 5 metros y pesa 10 toneladas.  Desde allí la Virgen extiende sus brazos hacia la capital Beirut invitando a sus fieles.  El pedestal es de piedra natural y tiene una altura de 20 metros, con una plataforma inferior de 64 metros y otra superior de 12 metros. Para llegar a los pies de la estatua, hay que subir por una escalera circular de 103 escalones.  El pequeño santuario y el pedestal de la estatua fueron completados a fines de 1907, por el constructor Ibrahim Makhlouf, de Ain-El-Rihaneh. 

En un acuerdo suscripto en Bkerky el 18 de enero de 1907 se estipulo que la propiedad y el cuidado del Santuario estuvieran en manos de la Iglesia Maronita y de las del Rito Latino y se decidió confiar el servicio y la administración del Santuario a la Asociación de Misioneros Libaneses. El presidente general en ese tiempo, Padre Joseph Moubarak, llevó a cabo la transmisión oficial en la Legación Papal en 1908.  Desde que la Asociación de Misiones Libaneses se hizo cargo de la administración del Santuario, ha llevado a cabo diversas construcciones después de adquirir propiedades adyacentes que lo convirtieron en un lugar de peregrinación nacional e internacional.

Entonces nadie pensaba que aquel pequeño Santuario se convertiría en lugar de peregrinación cristiana de los países de oriente más allá del Líbano.  Uno de los eventos más importantes del Santuario fue la celebración del jubileo por el 50º aniversario de su construcción, en 1954, que también fue el centenario del dogma de la Inmaculada Concepción. Durante esta celebración, el Papa Pío XII envió al Líbano a su representante, el Cardenal Ángelo Roncalli, quien luego sería elegido Papa bajo el nombre de Juan XXIII.  Durante aquel 50º aniversario la estatua de la Virgen peregrinó por todo Líbano  entre mayo y octubre de 1954.

A partir del jubileo histórico, aumentó notablemente la cantidad de visitantes al Santuario, especialmente en mayo, el mes de la Virgen y la Iglesia fué quedando pequeña para albergar tantos peregrinos.  Temporariamente se recurrió a una gran carpa dispuesta en la Plaza del Santuario, donde se llevaban a cabo las ceremonias religiosas durante el mes de mayo. Mientras tanto se fueron comprando tierras para construir una nueva Iglesia allí mismo. La piedra fundamental de la Basílica fue instalada por el Patriarca Paul Meouchy el 15 de agosto de 1970 aceptándose un diseño del arquitecto Fouad El-Khoury.  La Basílica fue edificada con la participación de fieles libaneses y de otras nacionalidades y tiene una capacidad aproximada para unas cuatro mil personas.

Desde allí en lo alto de la colina el santuario  de la Virgen Patrona del Líbano testimonia la devoción a Maria arraigada en la historia del Líbano:  "Cedro del Líbano, ruega por nosotros"

Invito visitar sitio de la Misión Libanesa en la Argentina

y los posts etiquetados Libano

No hay comentarios: