Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

lunes, 4 de octubre de 2010

El espíritu de Asís “Un signo de esperanza sin vuelta atrás.”


El día que celebramos al humilde Santo «Pobrecillo» Francisco de Asís que mejor festejo que el Encuentro Internacional de Oración por la Paz: "Convivir en un tiempo de crisis. Familia de los pueblos, Familia de Dios" que se esta llevando a cabo en Barcelona, organizado por la Comunidad de Sant’Egidio.

Este 24º encuentro interreligioso comenzado ayer, cuenta con un riquísimo e impresionante programa de Mesas redondas, en las cuales participan personalidades eclesiásticas, civiles, y ecuménicas. En su pagina web los organizadores comentaban que sería extraordinario el nivel de los asistentes judíos y musulmanes (de 16 países) y de las grandes religiones mundiales.
El cierre de estas Jornadas será mañana con Encuentros de oración en los cuales cada tradición religiosa se encontrará para orar en lugares diferentes. Al final todos se reunirán en una única procesión que partirá hacia la Plaza de la Catedral donde a las 19.00 tendrá lugar la la ceremonia final.

La Comunidad de San Egidio, comunidad de oración, de dialogo y de amistad con los pobres, fue fundada en Roma en 1968 por jóvenes universitarios inquietos, encabezados por Andrea Riccardi, inspirados en el Concilio Vaticano II.

Herederos de la histórica Jornada de Oración de Asís convocada por Juan Pablo II el 27 de octubre de 1986, “la Comunidad de Sant’Egidio ha promovido en los últimos 25 años un peregrinaje de diálogo y paz, que ha hecho escala en varias ciudades europeas y mediterráneas, reuniendo en el “espíritu de Asís” a representantes de las Iglesias cristianas y de las grandes religiones, junto a exponentes del mundo de la cultura y de la política internacional. El encuentro anterior tuvo lugar el año pasado en Cracovia.

Despues de siglos de divisiones, de conflictos, de incomprensiones, el encuentro de Asis – en realidad debería decirse la “acción” de Asis fue como una divisoria de aguas, dice el Cardenal Stanislaw Dziwisz en su libro Una vida con Karol, un desafío que hizo enormemente feliz a Juan Pablo II.

“En un tiempo difícil de crisis y conflictos, agudizados por el fenómeno cada vez más extenso de la globalización, las religiones están llamadas a realizar su especial vocación de servicio a la paz y a la convivencia” decía el Santo Padre Benedicto XVI en su carta del 28 de septiembre pasado dirigida al Cardenal Lluís Martinez Sistach, Arzobispo de Barcelona y agregaba - citando palabras de Juan Pablo II en su discurso en Asís el 24 de enero de 2002 - «si la paz es don de Dios y tiene su manantial en él, sólo es posible buscarla y construirla con una relación íntima y profunda con él»

Considero que todos : cristianos y no cristianos, en realidad todos los hombres de buena voluntad deberíamos sentirnos orgullosos de ser contemporáneos de una comunidad de laicos como Sant Egidio, genuinos promotores del bien y de la paz.

No hay comentarios: