Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

domingo, 31 de octubre de 2010

Misa de Reparación por 12.000 “domobranci” eslovenos asesinados en 1945

la foto es de Radio Ognjišče


En Great Missenden, Inglaterra se celebro el pasado viernes 29 de octubre 2010 una “Misa de Reparación” en conmemoración de las victimas eslovenas que el ejercito británico entrego en mayo de 1945 en manos de la autoridad comunista yugoslava.

La invitación llamaba a orar
por las victimas eslovenas de las masacres del verano de 1945,
por el consuelo de sus familias,
por la reparación del mal hecho,
por la restauración de la claridad de conciencias,
por la restauración de la cooperación entre Eslovenia y el Reino Unido.

Celebraba el Rv. Peter Doyle, Obispo de Northampton, y concelebraban Mons. Dr. Antón Stres, arzobispo de Ljubljana, Mons. Dr. Jože Plut, vicario del ejército esloveno, el rev. Stanislav Cikanek, responsable de misión católica eslovena en el Reino Unido, el canónigo Timothy Rus y el obispo de Buckingham rev Alan Wilson.

Según expreso el Arzobispo metropolitano de Ljubljana Mons. Antón Stres el acto fue eminentemente religioso sin fines políticos pero no obstante un primer paso importante en el esclarecimiento de un episodio que muchos prefirieran quedara en el olvido.
En un folleto que se adjuntaba a la invitación se ofrecía una breve explicación de esta pagina negra en la historia eslovena:
"Hace 60 años en el verano de 1945 los anticomunistas eslovenos en plena guerra civil en Eslovenia luchando contra los adversarios comunistas confiaban que su país seria liberado por los Aliados, pero se equivocaron y debieron abandonar su país. Pensando que salvarían sus vidas se rindieron a las fuerzas del ejército británico estacionadas en el sur de Austria y fueron engañados. El Ejercito británico entregó a los 12.000 hombres (domobranci - defensores de la patria) a sus enemigos. Apresados todos por un breve periodo, solo algunos pocos lograron escapar. Los demás fueron masacrados y arrojados a fosas comunes."

No conocemos reacciones oficiales del gobierno británico, pero algunas personalidades británicas mostraron su apoyo públicamente. Entre ellos:

El cardenal Keith O'Brien, jefe de la Iglesia Católica en Escocia, quien expreso que “Toda ofensa cometida contra la justicia y la verdad requiere el deber de reparación y la Misa de Reparación no es solamente un lamento sincero y una compensación espiritual sino una clara señal de buena voluntad para un futuro mas hermanado. Decía además “hoy recordamos una decisión errónea del ejercito británico que en mayo 1945 entrego 12.000 soldados casi todos ellos eslovenos católicos a sus enemigos en Yugoslavia. El descubrimiento de tantas fosas comunes finalmente confirma que todos ellos, con excepción de unos pocos que lograron escapar, fueron asesinados a su regreso.”
Lord Vinson expreso “siempre sentí que este fue uno de los episodios mas desgraciados y horribles de la ultima guerra, lamentablemente insuficientemente reconocido.
Vincent Nichols, Arzobispo de Westminster dijo “Esta importante conmemoración recuerda un episodio trágico en la historia europea.”
Lord Carey, antiguo Arzobispo de Canterbury : “que esta Misa sea símbolo unificador de una unidad cada vez mayor entre los cristianos. “

Entre los presentes, además de parientes y amigos de las victimas se encontraban el responsable de la misión católica eslovena en el Reino Unido con sede en Londres, Stanislav Cikanek, el eurodiputado Lojze Peterle, ex Primer ministro de Eslovenia y ex canciller, el eurodiputado Dr. Milan Zver, el Dr. Andrej Bajuk ex primer ministro y ministro de finanzas, la directora del Centro de estudios por la reconciliación Nacional, Andreja Valič y los historiadores Tamara Griesser Pečar y Jože Dežman. Presentes tambien John Corsellis y Marcus Ferrar, autores del libro “Slovenia 1945: Memories of Death and Survival” (Eslovenia 1945, memorias de muerte y supervivencia), I.B. Tauris, London.

El libro narra el trágico destino de esos 12.000 “domobranci” que en mayo de 1945, astutamente engañados, fueron deportados hacia su muerte. Fue seleccionado como “Libro del año” en el 2005 por el Suplemento Literario del Diario Times, y en su traducción eslovena publicada en el 2006 por Mladinska Knjiga, Ljubljana, uno de los libros mas vendidos.

(voy a escribir mas del tema prometo cuando inaugure el blog Eslovenia)

No hay comentarios: