Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

viernes, 15 de octubre de 2010

Perdóname Tú


“«Perdóname, si tal vez me obstino en mis proyectos, si soy siempre un denominador común que puede sustituir a cada hombre; o si soy una palabra común que se coloca entre paréntesis; o si me zafo de tu Paternidad y gravito sobre mi soledad, constriñéndote a manifestarte como un vacío en derredor de mí?»

Pero Tú llevas adelante tu plan. Se te puede llamar inflexible en la medida en que Tú estás resuelto siempre a llevar tus planes irreversiblemente. Lo más sorprendente es que al fin, Tú verdaderamente no me eres contrario jamás. Tú irrumpes en lo que o llamo mi soledad y rompes la terquedad con que me aferro a ella. Pero ¿irrumpes Tú de verdad o quizás entras por una puerta que está siempre abierta? Tú no me creaste cerrado sobre mí, Tú no me has trancado cuidadosamente con cerrojos. El deseo de soledad no me es innato, sino que nace siempre de cualquier fisura de mi ser, pero fisura más ancha de lo que yo podría imaginar. Y por ella entras Tú y ¡qué lentamente Tú comienzas a hacerme crecer desde adentro!”

(Karol Wojtyla: Meditación sobre la Paternidad (de POESIAS Biblioteca de Autores Cristianos, p.95)

No hay comentarios: