Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

martes, 30 de noviembre de 2010

La virginidad de Maria por Jean Guitton (2)


El voto de virginidad de María (II)
"Diríase que el hecho de consagrarse a la virginidad le daba a una joven judía la oportunidad de ser escogida para ser la madre del Mesías, que se creía debía nacer de una virgen, pero la verdad histórica es más bien lo contrario.

El famoso texto que leemos en Isaías: « He aquí que una virgen dará a luz", en el texto hebreo no iba seguido de ninguna precisión: alma podía traducirse por joven mujer como por virgen. Será la traducción griega de la Septante, en el siglo II antes de nuestra era, que tradujo alma por parthenos.

Por lo demás, si la Virgen María conocía el origen virginal, su pregunta al ángel no tendría su sentido pleno; « cómo se hará pues yo no conozco varón". Ella hubiese dicho lo contrario: "Cómo no se va realizar, puesto que yo no conozco varón."

Guardando la virginidad dentro del matrimonio, la Virgen se excluía más bien, según la concepción común en la época, de la dignidad de ser la madre del Mesías. Un pensamiento de ese género parece conforme a su carácter humilde, a su elección deliberada de ocupar el último puesto. Y podemos pensar, que si Dios la escogió, es porque ella no había hecho nada para suscitar esa elección."



Jean Guitton La Vierge Marie, p. 27-28 Editions Montaigne, 1949

No hay comentarios: