Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

sábado, 13 de agosto de 2016

Niegowicz “experiencia campesina” pastoral de Karol Wojtyla (2 de 2)


Treinta años más tarde contará a Malinski: «Llevas encima la sotana, el mantón, el alba y el birrete, y con todo esto tienes que abrirte camino en la nieve. La nieve se te pega en el borde de la sotana y ya cuando entras en la primer casa se derrite. Después, cuando sales, la tela mojada se congela y alrededor de las piernas se forma una especie de campana dura, que pesa cada vez más y te impide caminar. Por la tarde arrastras los pies, pero es necesario seguir, porque la gente espera todo el año este encuentro contigo.»

Celebra Misa diaria,  acoge a los fieles (la “wikarowka” está siempre abierta), las vísperas de los domingos, el rosario en el mes de mayo, asiste a los enfermos (a veces en plena noche con veinte grados bajo cero), administra los sacramentos (en un año bendice en Niegowic trece matrimonios y bautiza a cuarenta y ocho niños), conduce retiros  espirituales, mantiene  innumerables reuniones con los jóvenes (acción católica y de la juventud masculina), entre las cuales la Asociación católica y la de la juventud de las que está encargado el. ¡Para ser un aprendiz, no le falta trabajo!  […]

Las vigilias de oración atraen a muchos jóvenes y cuando les propone formar una compañía teatral, obtiene gran éxito. Karol siento profundo gozo y en dos ocasiones acompaña a los jóvenes actores a Cracovia. ¡Todo una aventura”! Ocho kilómetros a pie hasta la estación de Klaj, después el tren que les lleva a la gran ciudad, donde pueden asistir a verdaderos espectáculos: una vez al teatro Slowacki, otra al Teatro rapsódico, con gran alegría del amigo Kotlaraczyk.  

El 17 de agosto de 1949 Adam Stefan Sapieha pone fin a esta experiencia campesina de Karol Wojtyla. El príncipe Sapieha decide trasladarle a la iglesia de San Florián para contribuir a la pastoral juvenil. Karol no hubiera podido soñar un destino mejor. ¡ La iglesia está situada cerca del centro de la ciudad, al otro lado de los Planty, a diez minutos de camino de su amada universidad Jaguelonica!  No está lejos de sus lugares preferidos: el monasterio de Czerna, al oeste de la ciudad, donde habría deseado vivir en contemplación y también el santuario de Kalwaria Zebrzydowska,  (en la carretera hacia su pueblo Wadowice y donde hizo su primera peregrinación a pie el 10 de septiembre de 1950).  Finalmente,  por una extraordinaria coincidencia, el teatro rapsódico se ha trasladado a dos pasos, en la misma acera, en el n. 5 de la calle Warszawska. ¡Cuántas veces pasa por la tarde a saludar a los queridos amigos después del espectáculo…!
El cura de San Florián padre Tadeusz Kurowski, le acoge amablemente.

Bernard Lecomte: Jean Paul II Biographie, Editions Gallimard 2006



No hay comentarios: