Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

sábado, 13 de septiembre de 2008

Benedicto XVI en Paris - La cruz y los ídolos

Se lo veía feliz, distendido, al Santo Padre con los jóvenes y les agradecía el encuentro "¡Vuestra acogida tan cordial conmueve al Papa!” -dijo- entusiasmado después de haberle hablado a sus corazones en medio de la gran urbe : de no tener miedo, de tener "la valentía de vivir el Evangelio y la audacia de proclamarlo" y les presentaba dos “tesoros” el Espíritu Santo y la Cruz. “El Espíritu Santo os acerca al misterio de Dios y os hace comprender quién es Dios. Os invita a ver en el prójimo al hermano que Dios os ha dado para vivir en comunión con él, humana y espiritualmente, para vivir, por tanto, como Iglesia. Al revelaros quién es Cristo muerto y resucitado por nosotros, nos impulsa a dar testimonio de Él.”

"Muchos de vosotros -dijo- lleváis colgada del cuello una cadena con una cruz. También yo llevo una. (...) No es un adorno ni una joya. Es el precioso símbolo de nuestra fe, el signo visible y material de la vinculación a Cristo"."Para los cristianos, la Cruz simboliza la sabiduría de Dios y su amor infinito revelado en el don redentor de Cristo muerto y resucitado para la vida del mundo, en particular, para la vida de cada uno". La Cruz "no es sólo el signo de vuestra vida en Dios y de vuestra salvación, sino también (...) el testigo mudo de los padecimientos de los hombres y, al mismo tiempo, la expresión única y preciosa de todas sus esperanzas".

Finalizadas las Vísperas los jóvenes pasaban la noche en vigilia de oración para prepararse a la Santa Misa que se celebraba hoy a la mañana en la Explanada de los Inválidos donde ya acampaban unos 60.000 jóvenes tras haber recorrido “el camino de la luz” durante la noche desde la catedral de Notre Dame.

En la homilía de la Santa Misa celebrada hoy ante unas 260.000 personas - Paris, la capital de Francia, se había transformado en una Iglesia - en la Explanada de los Inválidos el Santo Padre llamó a huir de los ídolos, siguiendo el consejo del Apóstol San Pablo en su carta a los Corintios , llamamiento que sigue vigente hoy - dijo - . “El ídolo es un señuelo – agregaba - , pues desvía a quien le sirve de la realidad para encadenarlo al reino de la apariencia"…tentación propia de nuestra época…... De igual modo,"el dinero, el afán de tener, de poder e incluso de saber, ¿acaso no desvían al hombre de su verdadero fin?”. "Pidamos a Dios, pues, que nos ve y nos escucha, que nos ayude a purificarnos de todos nuestros ídolos para acceder a la verdad de nuestro ser, para acceder a la verdad de su ser infinito"


Hacia el final lanzó un "llamamiento esperanzado en la fe y en la generosidad" a "los jóvenes que se plantean la cuestión de la vocación religiosa o sacerdotal: ¡No tengáis miedo! -exclamó-. ¡No tengáis miedo de dar la vida a Cristo! ".




2 comentarios:

Irache dijo...

Hola.
Te copiado unas palabras del Papa sobre la cruz que me han gustado. Espero no te importe, si no es así dimelo.
Un abrazo.

Ljudmila dijo...

Me honra Irache que las copiaras, si es por pedir permiso quizas debieramos pedirselo al Papa ;) seguro que nos lo daria con gusto. Un abrazo.