Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

miércoles, 3 de septiembre de 2008

Ceremonia de beatificación 3 de septiembre 2000


En la ceremonia de beatificación celebrada el 3 de septiembre del año 2000 el Santo Padre Juan Pablo II beatificaba “Cinco personalidades diversas, cada una con su fisonomía y su misión, pero todas unidas por la aspiración a la santidad”.


En la ceremonia de beatificación Juan Pablo II recordaba a Juan XXIII como “el Papa que con sus brazos abiertos quiso abrazar al mundo entero....que conmovió al mundo por la afabilidad de su trato, que reflejaba la singular bondad de su corazón”, que “en su célebre encíclica Pacem in terris propuso a creyentes y no creyentes el Evangelio como camino para llegar al bien fundamental de la paz”.

En la misma ceremonia era declarado beato el Papa Pio IX, que “guió la barca de Pedro en medio de violentas tempestades durante casi treinta y dos años y “se preocupó particularmente por Tierra Santa, donde quiso restablecer el patriarcado latino de Jerusalén y para sostenerlo, refundó la Orden Ecuestre del Santo Sepulcro de Jerusalén”

El dia de la ceremonia de beatificación Juan Pablo II expresaba “ Los designios divinos han querido que esta beatificación uniera a dos Papas que vivieron en épocas históricas muy diferentes, pero que están unidos, más allá de las apariencias, por muchas semejanzas en el plano humano y espiritual. Es muy conocida la profunda veneración que el Papa Juan XXIII sentía por Pío IX, cuya beatificación deseaba. Durante un retiro espiritual, en 1959, escribió en su Diario: "Pienso siempre en Pío IX, de santa y gloriosa memoria, e, imitándolo en sus sacrificios, quisiera ser digno de celebrar su canonización" (Diario del alma, p. 560)”

Los otros tres Siervos de Dios declarados beatos fueron:
Tomás Reggio, sacerdote y periodista, que fue obispo de Ventimiglia y, luego, arzobispo de Génova. Fundador de la familia religiosa de las Religiosas de Santa Marta, formador en los seminarios de Génova y Chiávari, y periodista, promoviendo el primer diario católico genovés. Pero la Providencia quiso que fuera pastor, y fue llamado a gobernar la diócesis de Ventimiglia

Guillermo José Chaminade, fundador de los marianistas, cuya “solicitud por la educación humana, moral y religiosa es una invitación a toda la Iglesia a prestar una atención renovada a la juventud, que necesita a la vez educadores y testigos para volverse al Señor y participar en la misión de la Iglesia.” un ejemplo de vida cristiana, que lleva a una vida plena y a la felicidad prometida por el Señor.
La orden benedictina se alegraba por la “beatificación de uno de sus hijos más ilustres”, don Columba Marmion, monje y abad de Maredsousa, “un excepcional director espiritual... y ejerció con celo su ministerio de guía espiritual al servicio de su comunidad y, en especial, mediante sus escritos, al servicio de numerosos sacerdotes, religiosos y laicos.

Invito visitar
Santa Sede - Oficina de las Celebraciones Lituricas del Sumo Pontifice
Audiencia general del 4 de junio 2003
recordando el 40 aniversario de la muerte de Juan XXIII

No hay comentarios: