Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

martes, 30 de septiembre de 2008

Mulieris Dignitatem

«Si conocieras el don de Dios» (Jn 4, 10),


El 30 de septiembre de 1988 el cardinal Joseph Ratzinger hacía la Presentación de la Carta Apostólica Mulieris Dignitatem de Juan Pablo II, sobre la dignidad y la vocación de la mujer, que había sido emitida el 15 de agosto, solemnidad de la Asunción de la Virgen María, casi concluyendo el Año Mariano.

En la presentación el cardenal Ratzinger aclaraba que “su finalidad es buscar, a partir de la fe, lo que significa el que Dios haya creado al ser humano como hombre y mujer y cuál es la misión específica que ha confiado así a la mujer en su camino… como una reflexión llena de amor acerca de la profundidad de la Palabra de Dios, sobre todo de los inagotables tres primeros capítulos del libro del Génesis..” y llamaba la atención que “El texto exige una escucha reflexiva, una disponibilidad a la meditación…” agregando que “El Santo Padre describe ampliamente la actitud abierta y sin prejuicios de Jesús hacia las mujeres a lo largo de toda su trayectoria terrena, antes y después de la resurrección. Muestra que tanto en su enseñanza como en su comportamiento “no se encuentra nada que refleje la habitual discriminación de la mujer...; por el contrario, sus palabras y sus obras expresan siempre el respeto y el honor debido a la mujer” (V, 13)”


En Cruzando el Umbral de la Esperanza Juan Pablo II le expresaba al entrevistador Vittorio Messori que “todo lo que escribí sobre el tema en la Mulieris Dignitatem lo llevaba en mí desde muy joven, en cierto sentido desde la infancia. Quizás influyo en mí también el ambiente de la época en que fui educado, que estaba caracterizado por un gran respeto y consideración por la mujer, especialmente por la mujer-madre, expresiones ratificadas por el cardenal Stanislaw Dziwisz en Una Vida con Karol en el capitulo 24 donde el agrega que fue precisamente por haber constatado la cada vez mayor falta de respeto hacia la mujer, hasta llegar a ser considerada mero objeto de placer, que el Papa quiere devolverle la dignidad a la mujer y reconocerle la misiòn especifica que cumple en la sociedad y en la vida de la Iglesia”


En la presentación del Congreso Internacional "Mujer y varón, la totalidad del humanum" - A veinte años de la Carta Apostólica Mulieris Dignitatem, realizado en Roma en febrero pasado, se expresaba que “el Santo Padre publica la Mulieris dignitatem, acogiendo el deseo del Sínodo de los Obispos sobre la participación de los laicos en la vida de la Iglesia en profundizar sobre la cuestión de la mujer. Es significativo que esta carta fuera escrita durante el Año Mariano, un tiempo providencial para mirar a la mujer, mirando a María. En este camino de reflexión... por primera vez un documento pontificio fue enteramente dedicado a la mujer. Juan Pablo II conduce un análisis antropológico a la luz de la Revelación para extraer, desde los primeros capítulos del Génesis y desde las palabras y obras de Jesucristo, verdades fundamentales como la igual dignidad del hombre y de la mujer creados a imagen de Dios, la unidad de los dos y la llamada a la comunión, la importancia de la complementariedad y reciprocidad entre hombre y mujer, el aprecio del genio femenino, la figura de María como modelo de mujer y realización plena del ser humano llamado a la santidad”.



Decia Mons. Dr. Alfredo Horacio Zecca, Rector de la UCA, en su discurso de apertura del "Coloquio La Mujer en Juan Pablo II Identidad, Dignidad, Misión" que “el Papa Juan Pablo II ha elaborado una visión integral de la identidad, dignidad y misión de la mujer en la Iglesia y en el mundo, proponiendo lo que podríamos llamar un “auténtico feminismo” a la luz del “genio femenino” y citaba como principales documentos en los que ha reflexionado sobre la mujer: la exhortación post sinodal” Familiaris consortio (22-24); su documento más importante, la carta apostólica, fruto del sínodo de los laicos, Mulieris dignitatem; la exhortación post sinodal Christifideles laici y la Carta a las mujeres.”


MUY IMPORTANTE
Invito visitar el sitio del Congreso Internacional Mujer y varón, la totalidad del humanum – a Veinte años de la Carta Apostólica Mulieris Dignitatem (1988-2008) donde pueden consultarse la mayoría de los textos presentados en el Congreso

Invito visitar mis entradas anteriores:

No hay comentarios: