Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

lunes, 8 de septiembre de 2008

La Virgen Niña y los niños de Osetia


La liturgia nos recuerda hoy – decía Juan Pablo II en la Audiencia general del 8 de septiembre de 2004 - “la Natividad de la santísima Virgen María. Esta fiesta, muy arraigada en la piedad popular, nos lleva a admirar en María niña la aurora purísima de la Redención. Contemplamos a una niña como todas las demás y, al mismo tiempo, única, la "bendita entre las mujeres" (Lc 1, 42). María es la inmaculada "Hija de Sión", destinada a convertirse en la Madre del Mesías”
Y recordaba – contemplando a Maria niña – con gran pena en su corazón a “tantos niños inermes de Beslán, en Osetia, víctimas de un bárbaro secuestro y asesinados trágicamente. Se encontraban dentro de una escuela, lugar donde se aprenden los valores que dan sentido a la historia, a la cultura y a la civilización de los pueblos: el respeto mutuo, la solidaridad, la justicia y la paz. Ellos, en cambio, entre esas paredes experimentaron el ultraje, el odio y la muerte, consecuencias nefastas de un cruel fanatismo y de un insensato desprecio de la persona humana” y hacia propicia la ocasión para dirigir su mirada también a “todos los niños inocentes que, en las diversas partes del mundo, son víctimas de la violencia de los adultos. Niños obligados a empuñar las armas y educados a odiar y matar; niños forzados a mendigar por las calles, explotados para obtener fáciles ganancias; niños maltratados y humillados por la prepotencia y los abusos de los mayores; niños abandonados a sí mismos, privados del calor de la familia y de una perspectiva de futuro; niños que mueren de hambre; niños asesinados en los numerosos conflictos que se libran en diversas regiones del mundo”
“Es un fuerte grito de dolor de la infancia ofendida en su dignidad…. grito – decía – que no debe dejar indiferente a nadie…..hermanos y hermanas, ante la cuna de María niña tomemos renovada conciencia del deber que todos tenemos de tutelar y defender a estas frágiles criaturas y construir para ellas un futuro de paz. Oremos juntos a fin de que se creen para ellos las condiciones de una existencia serena y segura”.

Lamentablemente los conflictos en la zona no han dejado de existir y se suceden año tras año.

Van cambiando las figuras pero el sistema y las estructuras permanecen, primando los intereses de la ambición y del poder. Poco es lo que se nos informa localmente. Pero hay información generosa disponible para quien quiera estar actualizado. Por un lado invito a todos a visitar el blog de Marta que con su generoso y lucido análisis nos va desgranando los más diversos temas (en este caso sobre el conflicto de Osetia) que como ríos o lagos intermitentes afloran y desaparecen de acuerdo a los intereses económicos o políticos o necesidades mediáticas de un momento determinado. Mil gracias Marta.


Más información sobre Osetia :