Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

martes, 28 de octubre de 2008

50 años de la elección al Pontificado de Juan XXIII


Hoy se conmemoran 50 años de la elección al Pontificado de Juan XXIII, el Papa bueno, el Papa del rostro sonriente, que aportó una ráfaga de novedad que no se refería a la doctrina, sino más bien al modo de exponerla; era nuevo su modo de hablar y actuar, y era nueva la simpatía con que se acercaba a las personas comunes y a los poderosos de la tierra. Con ese espíritu convocó el Concilio ecuménico Vaticano II, con el que inició una nueva página en la historia de la Iglesia….una "intuición profética" (Juan Pablo II homilia de beatificacion 3 de septiembre 2000)de un Papa no tan joven (tenia entonces 77 años), quien a los pocos meses de haber aceptado la responsabilidad de ser Pastor de la Iglesia se embarcó en una tarea monumental al convocar el Concilio Vaticano II (1962-1965).
Hoy en su Mensaje con ocasión de la apertura del Congreso Internacional sobre “El Vaticano II en el pontificado de Juan Pablo II” el santo Padre Benedicto XVI expresó que “los documentos conciliares no han perdido su actualidad con el paso de los años; al contrario, sus enseñanzas se revelan particularmente pertinentes ante las nuevas instancias de la Iglesia y de la actual sociedad globalizada…Todos somos realmente deudores de este extraordinario evento eclesial. La múltiple herencia doctrinal que encontramos en sus constituciones dogmáticas, en las declaraciones y en los decretos, nos estimula todavía a profundizar en la Palabra del Señor para aplicarla a la Iglesia hoy, teniendo en cuenta las numerosas necesidades de los hombres y de las mujeres del mundo contemporáneo, tan necesitado de conocer y experimentar la luz de la esperanza cristiana”.

Y refiriéndose a Juan Pablo II subrayó que “acogió prácticamente en cada uno de sus documentos, y más aún en sus decisiones y en su comportamiento como pontífice, las instancias fundamentales del Concilio Ecuménico Vaticano II, llegando a ser de este modo un cualificado intérprete y un testigo coherente. Se preocupó constantemente de dar a conocer cuáles podían ser las ventajas de la acogida de la visión conciliar, no solo para el bien de la Iglesia, sino también para el de la misma sociedad civil y de las personas que trabajan en ella”.
(fuente : VIS 081028 (360)

2 comentarios:

Kenosis dijo...

Pax Christi, hermanita! Yo he encontrado su blog y me encantó mucho! Cuanto es importante la espiritualidad en el mundo hoy en día...Yo amo mucho el Papa Bueno. Un grande Santo! Dios Amado y Marís Santísima la bendigan mucho y siempre!

Ljudmila dijo...

Muchisimas gracias por esta visita desde Brasil. Es tan importante sembrar la buena semilla y mediante el maraviloso mundo de la tecnologia la posibilidad esta en nuestras manos. Es mas que una mision, en realidad es un deber de cristianos! He visto que tambien ustedes tienen dos blogs maravillosos. Los vere con mas detalle. Un abrazo y bendiciones tambien para ustedes.