Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

jueves, 9 de octubre de 2008

Sinodo de Obispos 2 Dziwisz

La Palabra de Dios en la vida y en la misión de la Iglesia

Extracto de la intervención del cardenal Stanislaw Dziwisz en el Aula del Sínodo:

“Parece que a veces los candidatos al sacerdocio tratan el texto de la Sagrada Escritura más bien como un objeto de estudio, sin tener en cuenta su dimensión espiritual. La Escritura no es para ellos la Palabra de su vida. No permite que salga de la Escritura la fuerza de la Palabra capaz de cambiar al ser humano, de convertirlo. Tenemos que volver a pensar el papel de la Palabra de Dios en la formación del seminarista, y por tanto, en la formación permanente de los sacerdotes. (...) El Pueblo de Dios tiene necesidad de sacerdotes apasionados de la Palabra y del servicio.
Esta es una de las condiciones indispensables de la nueva evangelización que tanto le preocupaban al Siervo de Dios Juan Pablo II”.

2 comentarios:

Z&Z design - ChZ y Mariespe dijo...

Ni sacerdotes, ni feligreses... no se trata de q religión tiene mas gente, q parece q es x lo q todos estan desesperados, se trata de cuántas personas convencidas tienes en tu iglesia... creo q éso es lo q andamos perdiendo...
Saludos,
MARIESPE

Ljudmila dijo...

Muchas gracias por la visita. Como discípula de Juan Pablo II me preocupa mucho más la profundidad de la fe, el verdadero testimonio, el empeño sincero de vivir la vida de acuerdo a los Evangelios y al magisterio de la Iglesia que los números. Los números, son un indicio de la situación, pero son valores “congelados” . Y las conversiones a veces se producen como los relámpagos. Es verdad, estamos perdiendo fieles pero también hay muchos grupos nuevos dentro de la Iglesia a partir del Concilio Vaticano II. Muchos jóvenes que toman otros caminos que los pregonados por los medios. Y nuestra tarea como cristianos es apoyarlos, fomentarlos, promoverlos fortaleciendo a su vez nuestras propias convicciones. En estas dos ultimas semanas hemos sido testigos en la Argentina de dos acontecimientos que ya estan siendo casi habituales todos los años 800.000 personas en el Santuario de la Virgen del Rosario en San Nicolas y más de un millon (y cuando los diarios dicen mas de un millón podemos arriesgar bastante mas) en la peregrinación de jóvenes a Lujan. Si pensamos en números si cada uno de ellos rezo solo un Avemaría o hizo su acto de fe haciéndose la señal de la cruz pensando lo que decìa …..sin ir a más allá que obviamente lo hubo, pues “no tengamos miedo” siguiendo el llamado de Juan Pablo II. Un abrazo.