Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

sábado, 5 de marzo de 2011

De Chipre a Madrid : en camino con las nuevas generaciones

Me pareció una noticia muy importante y me permití traducir y adaptar sin permiso. Por estos pagos no son muchas las noticias positivas que escuchamos de lugares lejanos)

Se está llevando a cabo en Nicosia (Chipre) el 11º encuentro de Presidentes de las Conferencias Episcopales del sudeste de Europa. (3 al 6 de marzo 2011)
mapa de Wikipedia

Los participantes en el encuentro fueron recibidos oficialmente por el presidente de Chipre Dimitris Christofias, que hablo de la situación de la isla dividida, después de la invasión turca en 1974, entre la parte norte (turco chipriota) y la parte sur (greco chipriota), confirmando la importancia de “vivir en paz” respetando recíprocamente las “diferencias de lengua y religión”. El presidente afirmo que “hace falta encontrar una solución política a nuestro problema, para que aquellos que han abandonado su tierra puedan regresar a sus casas y propiedades” agregando que esta “abierto a un compromiso” aunque fuese “doloroso”.

Si bien se trata de un encuentro de rutina y general, considerando la proximidad de las JMJ Madrid (16-21 agosto 2011) el tópico central de los debates, en los que participan nueve presidentes de Conferencias Episcopales, gira en torno a la pastoral juvenil. El tema principal será presentado por el Rev. Eric Jacquinet, a cargo del sector de jóvenes del Consejo Pontificio para los laicos y el Rev. Francesco Pierpaoli, Director del Centro Juan Pablo II de Loreto. La reflexión sobre el tema de la pastoral juvenil concluirá con la celebración de una Misa para los jóvenes y encuentros pastorales esta tarde.
Como parte del encuentro cada obispo presentara su informe y habrá encuentros de naturaleza ecuménica y con la comunidad católica local. El encuentro concluirá con una Misa el Domingo 6 de marzo en la Catedral Maronita de Nuestra Señora de las Gracias. Las reuniones se llevan a cabo a puertas cerradas; el periodismo tuvo acceso a la reunión inaugural y se ofrecerá una conferencia de prensa hoy sábado; el informe para la prensa estará disponible el lunes 7 de marzo próximo.
El presidente del Consejo de conferencias episcopales de Europa (CEEE) card. Péter Erdő expresó en su saludo que las JMJ son un “claro signo de esperanza” porque nos muestran a unos jóvenes “ansiosos de escuchar una palabra exigente y profunda del Papa” que participan de “momentos de oración” y de “fiesta” con otros jóvenes que “comparten con ellos la fe”.

Mons. Franjo Komarica, Obispo de Banja Luka y Presidente de la Conferencia Episcopal de Bosnia y Hercegovina expreso que “con este encuentro queremos examinar las herramientas y métodos que nuestras Conferencias Episcopales han puesto en práctica para que nuestros jóvenes que pertenecen a una Iglesia en minoría y que han vivido un periodo difícil de la historia - marcado por diferentes formas de totalitarismo - y son hijos de tensiones sociales y nacionales proclamen a Cristo.” “Esta tarea requiere amor y una mayor comprensión por nuestra parte como pastores pero al mismo tiempo constituye una riqueza para nuestras Iglesias que se ven renovadas precisamente por la vitalidad típica de los jóvenes”. “Hoy – agregaba - ser joven católico no es fácil en nuestros países, pero es un desafío rico en oportunidades. Significa, por un lado, aceptar sentirse “diferente” de la mayoría de la gente local aun al extremo de ser discriminado a nivel social y de oportunidades de empleo, pero por otro lado implica una mejor comprensión del contenido de la fe que enriquece con certeza y gozo a aquellos que la viven. Es por esta razón que debemos ayudar a los jóvenes poniéndonos a su disposición con todo lo posible para que vivan sin complejos de inferioridad, y vivan con fe y dignidad.

En su saludo el arzobispo maronita de Chipre Youssef Soueif, recordó la visita apostólica del Papa Benedicto del año pasado “siempre viva en nuestros corazones y en toda la isla”. Considera el prelado que los jóvenes “radicados y fundados en Cristo” son “portadores, en su mundo de vida y en su expresión, de la cultura del evangelio” “que contribuye a construir amor en el mundo” por medio de “la paz, el perdón y la apertura a todos los hombres” con “respeta por la dignidad de la persona humana”.

Mons. Fouad Twal, patriarca latino de Jerusalén, responsable de las diócesis católicas de Palestina, Israel, Jordana y Chipre subrayó que “hoy, en Medio Oriente, es absolutamente necesaria una pastoral eminentemente juvenil”. Entre los frutos de este empeño el patriarca ve el hecho que “los jóvenes son como una locomotora que empuja la comunión eclesial de toda la comunidad”. Para Mons. Twal la “pastoral juvenil es una respuesta optima al fenómeno de la emigración”. La Iglesia hace grandes esfuerzos para ayudar a las familias “pero la medicina mas potente es cultural, moral e interna”. En este campo es fundamental el rol de la Universidad de Belén y la próxima apertura en septiembre de la Universidad de Madaba.

El jerarca apostólico y presidente de la Conferencia episcopal búlgara, Mons. Christo Proykov, dibujó la situación de un país donde los católicos son el 1% de la población y donde “tantos jóvenes abandonan el país en busca de una vida más normal”. El obispo no obstante hablo de un claro en la historia de una Iglesia que ha sufrido mucho durante el periodo comunista cuando “casi todos los obispos, sacerdotes, religiosos y religiosas fueron encarcelados” y algunos fueron “condenados a muerte”. Hoy, en cambio, subrayo el prelado, los niños son bombardeados por mensajes del mundo materialista”. Por ello la “participación de encuentros internacionales como el de Madrid es muy importante” porque el contacto con tantos otros jóvenes cristianos les infunde coraje y entusiasmo de seguir andando.

En el “país mas joven de Europa” que es Albania (40% de la población por debajo de los 25 años, solo el 12% mas de 65) sigue pesando la herencia del vacío dejado por la ideología marxista que a veinte años de la caída del régimen sigue caracterizando en parte el horizonte de ideas de la sociedad albanesa en cuanto a materia religiosa”, expreso el arzobispo de Tirana, Mons. Rrok Mirdita, presidente de la conferencia episcopal albanesa. Para el prelado la clave “apropiada” para entrar en el mundo juvenil es la “escucha”. En tal sentido “hace falta transmitirle a los jóvenes antes que nada las razones del Evangelio y después ayudarles a comprender las razones de la Iglesia que esta al servicio del Evangelio” y remarcó un aspecto positivo: “si en muchos países occidentales la Confirmación es el sacramento del adiós, en Albania muchos jóvenes continúan frecuentando la iglesia”.
Anota la agencia SIR que el encuentro de Chipre es también ocasión de conocer la realidad pastoral de la isla, en particular el trabajo de las religiosas y religiosos que se dedican a la educación y a la formación de los jóvenes, en la solidaridad y también en su presencia en pueblos al norte de la isla, lugar de donde han emigrado casi todos los cristianos después de 1974.

No hay comentarios: