Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

lunes, 7 de marzo de 2011

“Una fe que no se hace cultura es una fe mal vivida” Radio Vaticana entrevista a Joaquín Navarro Valls


Faltan escasos dos meses para la beatificación de Juan Pablo II, un acontecimiento – dice Radio Vaticana - que se preanuncia memorable y que viene precedido de innumerables iniciativas para celebrar la figura del futuro Beato. Es grande la emoción entre quienes estuvieron cerca de Karol Wojtyla, durante su Pontificado. Es el caso del ex director de la Sala de Prensa del Vaticano, Joaquín Navarro Valls, que en esta entrevista de Alessandro Gisotti responde
en primer lugar con que sentimientos recibió el anuncio de la beatificación el primero de mayo:

Dr. Joaquín Navarro Valls
Diré que con los mismos sentimientos que los vivenciados a pocos minutos de su muerte, aquella velada del 2 de abril de 2005. O sea con un sentimiento de enorme agradecimiento a su persona, a este Papa, que nos habló de Dios – no solamente a mí, naturalmente, sino a toda una generación – de modo directo. Que nos ha hecho comprender aquel tesoro de valores humanos y cristianos cuyo portavoz es el Papa.

Pregunta
Usted ha vivido durante 20 años al lado de Juan Pablo II; pero cuanto y de que modo Karol Wojtyla sigue presente en su vida después del 2 de abril de 2005?

JNV
Su pregunta me traslada a pocos días de su despedida, a una de las conferencias de prensa que se continuaban llevando a cabo en aquel periodo de sede vacante. Una periodista, creo que alemana, me planteo la pregunta: “Siente la falta de Juan Pablo II, usted que ha estado tan cercano a el durante tantos años de su Pontificado?” Mi respuesta fue ésta: “No, no la siento!” No, porque antes podía – sujeto al tipo de tarea – estar con el durante dos, tres horas al día y ahora puedo estar en contacto con el durante las 24 horas del día. Está presente 24 horas al día, le pido que me de una mano, como yo buscaba modestamente de dársela en un aspecto del Pontificado: en el comunicativo.

Pregunta
Cual es el regalo mas grande recibido de Juan Pablo II como hombre, como creyente?

JNV
Creo que su gran herencia es él mismo, en cuanto ejemplo de lo que un cristiano busca vivir, el Evangelio, que era evidente en el. Este es el don más grande. Otros dones de otra dimensión son la enorme cantidad de recuerdos de contactos cotidianos durante tantísimos años.

Pregunta
Hay algún momento, o alguna palabra que ha visto en una nueva luz después de su muerte?

JNV
Si, seguramente, hay un pensamiento que el expresaba en una frase que recuerdo de memoria textualmente, y que el repitió en diversos momentos, en diversas ocasiones como ante la Unesco…Aquel pensamiento suyo era: “Una fe que no se hace cultura es una fe mal acogida, mal vivida, mal comunicada”. Es aquella frase que tengo a menudo en mi mente. Es el gran desafío también de este momento histórico, por una parte esta el tema de la fe, aquello que conocemos por fe, pero como hacer de ello, cultura? Una fe que no se hace cultura es una fe mal vivida: este pensamiento de Juan Pablo II lo tengo presente a menudo.

Pregunta
Santo súbito! A partir de los funerales la gente esperaba este momento de la beatificación. Indudablemente puede decirse que el pueblo de Dios había reconocido inmediatamente la santidad del Papa Juan Pablo…

JNV
Durante muchos siglos los santos se declaraban por clamor popular. Y esto lo teníamos ante nuestros ojos aquella mañana, el día de su funeral en San Pedro. Porque esto? Porque el ser humano tiene una gran capacidad, que es única, única y propia del ser humano, que es la capacidad de conocer la verdad. Todos habíamos visto durante muchos años, la coherencia en la vida de Juan Pablo II entre aquello que el decía, aquello que comunicaba y aquello que vivía, que era lo mismo. Por ello el transmitía los valores cristianos con lo que decía y con su vida misma.

Pregunta
Usted dijo en una oportunidad que Karol Wojtyla tenía el humor de los santos. Entonces es hermoso pensar que el Santo Padre nos sonríe también hoy desde el cielo!

JNV
Si, estoy seguro, estoy convencido. El Santo Padre entre sus muchas cualidades poseía también esta: un optimo buen humor! Era una persona con una visión extremadamente positiva de la existencia, y ello naturalmente no se debía simplemente a las características de su personalidad. Existía en el la convicción que todos somos hijos de Dios. Y esta era una certeza, un optimismo evidentes en Juan Pablo II. Me lo imagino ahora – sonriendo – mucho mas firmemente ante la mirada de Dios!

Fuente Radio Vaticana

No hay comentarios: