Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

lunes, 28 de marzo de 2011

Un 'Via Crucis' por la Vida con la Cruz de las JMJ en Cádiz





Este fin de semana en muchas ciudades grandes y pequeñas del mundo se ha celebrado el Día del Niño por Nacer/Dia Internacional por la Vida. De las crónicas he seleccionado esta que me ha gustado especialmente por el contenido y la relación con Juan Pablo II y las JMJ:

“En Cádiz tuvimos un 'Via Crucis' por la Vida. En una de las estaciones se pidió a Dios que bendijera a los que trabajan por la vida prenatal.



REDACCIÓN HO.- El 26 de Marzo, Día Internacional por la Vida, en las capitales y en otras ciudades de toda España han tenido lugar concentraciones por la vida. En Cádiz hemos celebrado un via crucis pro-vida con la cruz del Papa -la de las Jornadas Mundiales de la Juventud- y con el icono de María que la acompaña siempre. Cuando he visto esa cruz alta, sobria, salir de la catedral vieja y erguir su silueta sobre el cielo gaditano, me he quedado sobrecogido. ¡Esa cruz es un signo tan poderoso, tan antiguo y tan nuevo…! Me he acordado de la película de Karol Wojtyla, de la cruz de Nowa Hutta, la "ciudad sin Dios" construida por los comunistas para las familias obreras de Polonia, sin una sola capilla donde rezar. He recordado la imagen de aquellos cristianos valientes, levantando una cruz en medio de la ciudad sin Dios. Y de nuevo, hoy, la cruz se yergue como el signo poderoso de la trascendencia del ser humano, como un clamor de vida y libertad.

Verdadero humanismo

He ido ya a unas cuantas manifestaciones y concentraciones por la vida. En todas ellas, mi principal obsesión era que acudiera mucha gente, porque la fuerza de una manifestación está en el número de personas; eso es lo que valora la prensa y la opinión pública. Pero esta tarde ha sido distinto, porque nuestra fuerza estaba en Cristo. Hemos levantado una cruz en medio de este mundo perdido; hemos rezado públicamente, todos a una, por las calles de nuestra ciudad. Y casi me he emocionado cuando, en una de las estaciones, se ha pedido a Dios que bendijera a los que trabajan por la vida prenatal..”

2 comentarios:

Mento dijo...

Que bonito y que emoción ¿verdád? Como cambia todo y tiene más valor cuando es Dios quien está en medio.

Ludmila Hribar dijo...

Si Mento muy bonito, casi diria fuerte! Que Dios bendiga a España y en especial a los jovenes que se vienen preparando para acoger las JMJ para que estas verdaderamente dejen huellas que perduren en el tiempo.