Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

miércoles, 23 de mayo de 2012

Slawomir Oder:«Juan Pablo II sigue siendo una presencia viva»


El diario italiano Avvenire de inspiración católica publicó el 2 de mayo pasado, a un año de la beatificación del Siervo de Dios  Juan Pablo II,  una entrevista realizada por Gianni Cardinale a  Mons. Slawomir Oder, Postulador de la causa de beatificación y canonización de Juan Pablo II.  Publico aquí la entrevista completa, precedida por una introducción. (Traducida y publicada con permiso)


Después de la ceremonia de beatificación de Juan Pablo II «de alguna manera han emanado numerosas fuentes de gozo que despertaron una cantidad de iniciativas» mientras se suceden las gracias que los fieles atribuyen al Papa Wojtyla.  Y entre estas gracias, ya podría estar  el milagro que, si es reconocido como tal por la Iglesia podríamos acercarnos  a la canonización del pontífice polaco. » Son palabras de Mons. Slawomir Oder, postulador de la causa que ha llevado al papa Wojtyla al honor de los altares:   es él la persona que ha seguido más de cerca todos los procedimientos, que precisamente hace un año atrás,  han conducido a la ceremonia en la cual Benedicto XVI incluyo  a su inmediato predecesor en el registro de los beatos.  Según Oder, que preside en Roma el Tribunal de Apelaciones del Vicariato, el “trabajo” que se refiere a Juan Pablo II no ha concluido el l de mayo de 2011. Pues entonces:

Monseñor, cuales son las fuentes de gozo que surgieron de la ceremonia celebrada hace un año?
Ya tenemos parroquias dedicadas al beato en Polonia, pero también en América Latina. Son innumerables las Misas de agradecimiento.  Esto en cuanto se refiere al aspecto litúrgico. Un fenómeno muy particular ha sido el de la peregrinación de la reliquia del beato.


Cuando comenzó?
La primer “partida” fue a la JMJ de Madrid, donde se llevó el relicario con la sangre del santo Padre que así ha “acompañado” a los jóvenes. Después de allí comenzó un largo itinerario de visitas por las diócesis de México, Colombia, Nigeria y también italianas.  Etapas que fueron  ocasión para recordar el pensamiento y el mensaje de vida de Juan Pablo II.

Mas allá del aspecto devocional y litúrgico, usted ha sido testigo  durante el transcurso de  este año de frutos espirituales? Cuáles?
Sigo recibiendo en mi oficina  – y creo que continuaran  llegando -  noticias de gracias recibidas por intercesión del beato.  Continúa de hecho ininterrumpido el flujo de fieles que vienen a orar a la tumba del Santo Padre e invocan su intercesión.  Y, como postulador, soy el depositario de testimonios de muchísimas gracias recibidas.  Una de estas gracias, si bien aún es prematuro indicar cuál de ellas, podrá naturalmente – existen indicios muy interesantes en ese sentido – ser aquella que podría dar inicio a un proceso que nos lleve al reconocimiento del segundo milagro necesario para la canonización.

Cuales son los pasos para que el Papa Wojtyla sea venerado como santo?
Como se sabe para proceder a la canonización la Iglesia requiere que sea reconocido un milagro atribuido a la intercesión del nuevo beato.  En cuanto a esto no existen plazos ni tiempos mínimos de espera. Puedo decirle que en este momento estoy a la espera de la documentación que se refiere a algunas gracias de las cuales hemos hablado antes. En algunos casos las investigaciones médicas ya han avanzado. Pero se trata de investigaciones preliminares y por lo tanto aun no es posible hablar de selección de un caso específico.  De todas maneras los casos interesantes que merecen profundización ya han sido marcados.  


Cuantos son?
Aquellos que actualmente parecen más interesantes son tres o cuatro.


Este año ha debido enfrentarse usted a objeciones y actitudes críticas en relación al beato?
La beatificación es u n hecho definitivo y de mi parte lo que ha sido verificado es gozo y gratitud por este don.

Que fue lo que personalmente le ha  impresionado de modo particular este año?
Debo admitir que una experiencia muy sugestiva es la que se refiere a la presencia de la reliquia, tal como hablamos antes. Es  un elemento muy fuerte que habla también con elocuencia simbólica. El relicario tiene la forma de un libro abierto,  expone las palabras del inicio del pontificado  «Nolite timere!»  o sea «No tengáis miedo» y contiene una ampolla de sangre.  Y bien las emociones que suscita esta presencia son impresionantes. Por ejemplo he asistido a la escena de  un anciano que al ver la reliquia exclamo con gozo:  «bueno querido amigo aquí nos vemos nuevamente». Y esto es para mí una señal bellísima que la presencia de Juan Pablo II es hoy percibida como presencia viva, muy cordial, amigable.  Es así como permanece vivo el mensaje de su vida dedicada a la Iglesia, un signo del amor a Cristo y confianza en Nuestra Señora.

Usted hablaba de gracias. Cuantas son y de donde provienen?
Son  unas decenas de casos y provienen de varios países.   Sobre todo europeos, como Polonia, Italia y España, pero también de las Américas, de los Estados Unidos, México, Colombia y Brasil.

Hay algo que le ha asombrado de modo oparticular y que quizas no se esperaba este año?
Por cierto una sorpresa agradable es esta cercanía con la cual la gente percibe la presencia de Juan Pablo II. Una presencia que ya no es física, en nuestro espacio, sino que expresa el amor sembrado por él durante su vida.

No hay comentarios: