Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

jueves, 28 de julio de 2016

JMJ2016 (9) “Solo la Misericordia pone un límite al mal”



En este blog he escrito bastante sobre este lugar tan particular, para el cual es imposible encontrar palabras que lo describan, solo se puede observar, sentir, reflexionar y lamentar la tragedia sufrida por tanta gente que empujada por el odio y la sinrazón enfrento allí los últimos días de su vida terrena. Nunca me cansaré de aconsejar que hay que verlo porque leer quizás no baste aunque pueda sugerir lo que puede llegar a ser la maldad personificada. Siempre es bueno escuchar otros comentarios por eso incluyo aqui unas lineas de como describiera su visita el líder del grupo de la parroquia de San Pedro, el padre Sebastian Zagari.  Nunca más oportuno pensar en la Misericordia divina!

“Hoy vivimos un momento muy diferente. Estuvimos visitando Auschwitz, el campo de concentración donde se desató en el siglo pasado tanto mal y tanto odio. Es un lugar de silencio y de reflexión. Caminando por ahí uno se da cuenta del realismo de este abismo del mal que conocemos por la historia y por las películas. Y fue todo en la misma tierra desde la cual Dios quiso que también en el siglo pasado se difundiera con fuerza el mensaje de la Misericordia. Como nos enseñó San Juan Pablo II, "sólo la Misericordia pone un límite al mal".
Y como dijo Benedicto XVI cuando visitó este lugar diez años atrás: "Detrás de estas lápidas se oculta el destino de innumerables seres humanos. Sacuden nuestra memoria, sacuden nuestro corazón. No quieren provocar en nosotros el odio; más bien, nos demuestran cuán terrible es la obra del odio. Quieren hacer que la razón reconozca el mal como mal y lo rechace; quieren suscitar en nosotros la valentía del bien, de la resistencia contra el mal. Quieren despertar en nosotros los sentimientos que se expresan en las palabras que Sófocles pone en labios de Antígona ante el horror que la rodea: 'Están aquí no para odiar juntos, sino para amar juntos'”

Sebastian Zagari