Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

sábado, 15 de diciembre de 2007

Monseñor Andrés Stanovnik


Hoy inicia su ministerio pastoral como arzobispo de Corrientes monseñor Andrés Stanovnik OFMCap. Hijo de inmigrantes eslovenos, toma el báculo de nuevo pastor de la Arquidiócesis de Corrientes, el dia de su cumpleaños.
Fué nombrado el 27 de septiembre pasado por el Santo Padre BXVI con la especial misión de cuidar “particularmente la familia y los jóvenes, futuro de la Iglesia”.
Estudió en Buenos Aires, hizo la Profesión Perpetua en la Orden Franciscana de Frailes Menores Capuchinos el 16 de julio de 1978 y fue ordenado sacerdote el 2 de septiembre del mismo año. Ocupó importantes cargos en la Orden capuchina, estudió en Roma y en 1994 fue nombrado Definidor General de la Orden Capuchina, residiendo en la Curia General de Roma hasta octubre de 2001, cuando fue nombrado obispo de Reconquista (provincia de Corrientes) por Juan Pablo II. Recibió la ordenación episcopal de manos del cardenal Jorge Bergoglio. El 20 de mayo de 2005 fue elegido secretario general del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM) y al término de la V Conferencia General del Episcopado Latinoamericano y del Caribe, celebrada en Aparecida (Brasil) fue elegido vicepresidente del CELAM
Felicitaciones de todo corazón Monseñor Stanovnik. Que el Espiritu Santo lo guíe en su tarea en tiempos nada fáciles.

Para un grupo de amigos Mons Stanovnik es “el hermano de Cristo” que aparte de serlo de verdad se ha “ganado” ese nombre gracias a su hermano Francisco, quien los años que un grupo del Teatro esloveno en la Argentina representábamos el Via Crucis durante la Semana Santa en distintos lugares de la Argentina (y el de Salta quedará para siempre en la memoria) Francisco siempre hizo el papel de Cristo. No olvidaremos nunca esa “crucifixión” en Salta. Cuando ya atado de pies y manos en la Cruz, y la escena perfectamente iluminada, comenzó a lloviznar de una manera tan tenue y tan sútil que la escena parecia suspendida entre las nubes envolviendonos a todos “actores” y “público” en un único rebaño de fieles unidos participando de un Misterio.

No hay comentarios: