Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

sábado, 29 de diciembre de 2007

Santo Tomas Becket, mártir (1118-1170)


En el santoral de la Iglesia hoy recordamos a Santo Tomas Becket, asesinado al pie del altar en la Catedral de Canterbury, santo tan emparentado a otro santo a quien le debe su nombre: Santo Tomas Moro, cancilleres ambos, asesinado Becket, y decapitado Moro, ambos por defender la libertad de conciencia y su fe.

Juan Pablo II fue el primer papa católico en entrar en la catedral de Canterbury, centro religioso del anglicanismo, en su visita del 29 de mayo 1982, y en su homilía con humildad y anhelos de unión expresó “En esta primer visita del Papa a Canterbury, vengo a ustedes en el amor – el amor de Pedro a quien el Señor dijo” “Yo he orado por ti para que tu fe no desfallezca y tú, una vez confirmado en la fe, confirma a tus hermanos" (Luc. 22, 32)… “tal como debe hacer cada ministro de los Santos Evangelios, hoy me hago eco de las palabras del Maestro "yo estoy entre vosotros como el que sirve." Luc 22,27. Traigo conmigo, queridos hermanos y hermanas de la Comunión Anglicana, las esperanzas y los deseos, las oraciones y la Buena voluntad de todos los que estan unidos a la Iglesia de Roma, quienes desde los primeros tiempos se dijo “presidian en caridad”.
Tomas Becket forma parte de mi vida desde que allá por el ….(jaja no lo voy a decir) representamos en idioma esloveno Asesinato en la catedral (Umor v katedrali) de T.S. Elliot, obra en prosa-verso, basada en el martirio de santo Tomas Becket, bajo la magistral dirección de Niko Jelocnik, quien se atrevió a moldear a un grupo de jóvenes en una expresión teatral muy a su gusto inspirándose en la tragedia griega, haciéndonos “vivir” y “vibrar” cada detalle tanto durante los intensivos ensayos como en la representación misma, experiencias que han quedado grabadas para siempre en nuestra memoria, y momentos que dieron también origen a profundas amistades. Al gran Niko, que ya no está entre nosotros, le rindo mi sincero y humilde homenaje por habernos “iniciado” y “domado” en el arte del teatro, “su” teatro.
Invito visitar:

No hay comentarios: