Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

lunes, 3 de agosto de 2009

Cuando el cardenal Wyszinski cumplía 75 años (3)


“El Cardenal Wyszinski cumple 75 años”
3ra parte

Aniversario y repercusiones

La celebración oficial del aniversario tuvo lugar en el Palacio Episcopal de Varsovia el mediodía del 3 de agosto de 1976 como un “encuentro periódico de obispos polacos y clero”. Entre los mensajes de felicitaciones se contaba –llamativo por cierto – con el del director de la Oficina del Primer Ministro, Subsecretario de Estado Wieslaw Waniewski, quien además hizo llegar un ramo de flores y felicitaciones de parte del Premier Piotr Zaposnewicz Hacia tiempo que no se daban esos gestos, desde 1973….Entre los mensajes recibidos también había uno que firmaba el Cardenal Karol Wojtyla, quien le enviaba los saludos en nombre de la delegación polaca que estaba participando del Congreso Eucarístico en Philadelphia, Pennsylvania, USA. El texto del mensaje decía: “Los participantes polacos en el Congreso Eucarístico en Philadelphia envían a Su Eminencia sus máximas expresiones de respeto y sinceras felicitaciones en el día de su santo patrono deseándole fortaleza para guiar nuestra Iglesia en Polonia por muchos años mas”.
Los medios polacos se limitaron a publicar el mensaje oficial enviado. El semanario católico independiente Tygodnik Powsechny publicó la foto del cardenal en la portada, acompañada por una breve nota para la ocasión y algunas citas filosóficas de sus sermones y cartas pastorales y el diario Slowo Powsrechne una biografía relativamente extensa del primado, pero en el texto curiosamente no se hacia mención de su arresto y confinamiento.
La prensa extranjera occidental en cambio se hico eco extensivo del aniversario comentando la personalidad de Wyszynski y los hechos sobresalientes de su vida. Fue especialmente la prensa alemana la que mas espacio le dedicò. Friedrch Weigend, p.ej. hablando de la misión del primado lo llamó “defensor no solamente de su propia grey sino virtualmente de todos los polacos patriotas”. Harry Schleicher de Frankfurter Rundschau le rindió su homenaje hablando de Wyszynski como “siempre fiel siervo de la Iglesia y del Papa” mientras que Immanuel BIrnbaum lo llamo un “intrepido interlocutor para el episcopado” y Eric-Michael Bader de Frankfurter Allgemeine Zeitung “conciencia viva de su nación” y “sabio guardián”
La “otrora autoritaria manera” de guiar a la Iglesia de su país, consideraban algunos observadores, y su “escepticismo acerca de algunas innovaciones teológicas occidentales” son en realidad fruto del carácter conservador y arraigado en las tradiciones del catolicismo polaco: el éxito indiscutible de su liderazgo correcto queda demostrado por hechos palpables:
La Iglesia polaca es la única en Europa donde los edificios de la Iglesia, seminarios, y monasterios siguen abarrotados y ha logrado mantener su carácter independiente a pesar de 35 años de gobierno comunista del país.
Al rendirle homenaje al guía espiritual de Polonia, los autores recordaban sin embargo el hecho que según reglamentaciones promulgadas por el Papa Pablo VI en 1964, a pedido del Consejo Ecumènico, se esperaba que el Cardenal, al igual que los demàs obispos que alcanzaban la edad de 75 aos entregasen al Papa su renuncia. La publicación Avvenire opina que Wyszinsky ya ha cumplido con su deber. A pesar de ello no caben dudas que permanecerá en su puesto aunque el primado le habria dicho a sus huèspedes “Les puedo asegurar que – en cuanto a m renuncia – cumpliré con el pedido del papa.
Fuentes no oficiales tanto en Roma como Varsovia suponen que el papa le pedirá a Wyszsynski que permanezca en su puesto. Se recuerda que así ha ocurrido a menudo en los casos de prelados provenientes del este europeo. Sus renuncias no fueron aceptadas ya sea por la situación general en su país o por falta de un candidato adecuado. El articulo del Frankfurter Allgemeine Zeitung opina que podría llevar años (como ocurrió con el arzobispo de Wroclaw) hasta que el gobierno y el episcopado lleguen a un acuerdo acerca del nombramiento de un sucesor para Wyszynski por lo cual dejarìan a la Iglesia polaca sin líder – un cuadro demasiado peligroso para ambas partes tanto Varsovia como el Vaticano. A su vez se sugirió que el régimen podría inclinarse a favor de la permanencia del cardenal en su puesto. Citando fuentes no identificadas en Varsovia, Vicent Buoist de Reuter escribió acerca de las autoridades comunistas: “Ellos conocen bien al cardenal Wyszynski. Preferirán tener a alguien que conocen que a un desconocido”.
En cuanto al Vaticano parecería que – citando a Buist – ahora ya no tienen reservas acerca del correcto proceder en cuanto al liderazgo católico en Polonia, y por lo tanto no se alberga deseo alguno en reemplazar a su líder. No obstante tarde o temprano la Santa Sede deberá enfrentarse al problema de sucesión, tea que preocupa a la Santa Sede. Existen no obstante “supuestos” que el Papa Pablo VI podría considerar al Arzobispo Wojtyla de Cracovia como un candidato adecuado: algunas actuaciones papales en ese sentido asi lo demuestran. Por ejemplo a Wojtyla se le pidió que emita un informe teológico del ultimo sínodo de obispos en el otoño de 1974 y además este año se le invitó a predicar los ejercicios espirituales de Cuaresma para el Papa y la Curia romana, ambas invitaciones consideradas un honor.
Resumiendo el perfil de Wojtyla como posible líder de la Iglesia polaca Buist aprecia sus cualidades como un “organizador incansable” y observa que:
De trato suave al principio, el cardenal Wojtyla ha mostrado recientemente tanto en sus sermones como en sus declaraciones, que puede ser aun más militante que el cardenal Wyszynski en cuanto a reprender a los comunistas por ponerles limites a las actividades de la Iglesia en Cracovia.
Es difícil predecir en este momento si la candidatura de Wojtyla será aceptada por ambas partes tanto Varsovia como el Vaticano, o si el querrá dejar su sede en Cracovia, a la cual ha estado unido tan entusiastamente desde su juventud. Por lo tanto, la esperanza expresada en el mensaje de felicitaciones a Wyszunski que le sea concedida fuerza al primado para “dirigir la Iglesia en Polonia durante mucho tiempo mas” parecería reflejar la esperanza de muchos polacos.
Invito visitar:
Kardynał Stefan Wyszyński
Y mis posts anteriores etiquetados Wyszynski

No hay comentarios: