Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

martes, 4 de agosto de 2009

El santo cura de Ars, oración y amor


Un buen pastor, según el corazón de Dios, - decía Juan María Vianney, - es el tesoro más grande que Dios pueda dar a una parroquia, es uno de los dones más preciados de la misericordia divina”.
En torno al festejo de hoy se centra el núcleo del Año Sacerdotal, convocado por el Santo Padre Benedicto XVI con ocasión del 150 aniversario del “dies natalis” de Juan María Vianney, el Santo Patrón de todos los párrocos del mundo

“…Llegó a Ars, una pequeña aldea de 230 habitantes, advertido por el Obispo sobre la precaria situación religiosa: “No hay mucho amor de Dios en esa parroquia; usted lo pondrá”. Bien sabía él que tendría que encarnar la presencia de Cristo dando testimonio de la ternura de la salvación: “Dios mío, concédeme la conversión de mi parroquia; acepto sufrir todo lo que quieras durante toda mi vida”. Con esta oración comenzó su misión[7]. El Santo Cura de Ars se dedicó a la conversión de su parroquia con todas sus fuerzas, insistiendo por encima de todo en la formación cristiana del pueblo que le había sido confiado.
“No hay necesidad de hablar mucho para orar bien”, les enseñaba el Cura de Ars. “Sabemos que Jesús está allí, en el sagrario: abrámosle nuestro corazón, alegrémonos de su presencia. Ésta es la mejor oración”[13] ..”

(de la Carta del Sumo Pontífice Benedicto XVI para la Convocación de un año sacerdotal con ocasión del 150 aniversario del Dies Natalies del santo cura de Ars)

Recemos por nuestro párrocos, por los párrocos de todo el mundo, por todos los sacerdotes y las vocaciones.


Yo le miro y él me mira’,
decía a su santo cura un campesino de Ars que oraba ante el Sagrario”

2 comentarios:

misideascotidianas dijo...

Y hoy por ser su día podemos ganar indulgencias plenarias, con las debidas disposiciones- que quizas puedas explicar por si alguien no las sabe- y además una oración añadida por la santidad de los sacerdotes.

Además de ser el Patrono de los Párrocos, con motivo del Año Sacerdotal, el Papa lo ha hecho extensivo a todos los sacerdotes.

Ojalá recemos mucho por la santidad de los sacerdotes. No basta que sean buenos, tienen que ser santos para guiarnos a todos, que estamos perdidos-de despistados-

Un beso Amiga

Luisa

Ljudmila dijo...

Gracias Luisa. Hecho.