Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

miércoles, 23 de octubre de 2013

Maurizio Mirilli: “aún siento sobre mi aquella imposición de manos”




Ayer, con ocasión de celebrarse el recuerdo litúrgico de Juan Pablo II Alessandro Gisotti de  Radiogiornale Vaticana entrevistó a Don Maurizio Mirilli,   Director para la pastoral juvenil de Roma,  y entre los últimos sacerdotes que fueron ordenados por el Papa Wojtyla.

Mirilli: He estado entre los últimos en ser ordenado sacerdote por el mismo Juan Pablo II, el 2 de mayo del 2004.   De aquel dia naturalmente recuerdo la emoción de mi ordenación:  aquella imposición de manos sobre mi cabeza – durante la ordenación, - de parte de un Papa enfermo, que debía permanecer sentado y además con dificultades en el habla… Aun siento aquellas manos sobre mi cabeza.  Me arrodillé para darle la paz, porque a él le costaba levantarse y tenía dificultades para hablar. Apoyé mis manos sobre los brazos de la silla y el puso sus manos sobre las mias: me las estrechó fuertemente, fuerte, fuerte. Me miró a los ojos, y con aquella mirada penetrante, sentí que me quería decir: “ahora te toca a ti!, Fuerza, coraje, no tengas miedo!”

Gisotti:  El 22 de octubre de 1978, hace 35 años, ha sido precisamente ese grito el de la Plaza San Pedro: “No tengáis miedo! Abrir, abrid de par en par las puertas a Cristo”. Palabras que de alguna manera han sido el estilo de todo su Pontificado, de todo su testimonio, también de santidad. El coraje que se destila al estar con Jesùs….

Mirilli:  Y si,  aún si no podía hablar más,  aquel estrechar de manos eran la expresión – como decir – el lenguaje de los gestos de aquel “No tengáis  miedo!” Aquel no tengáis miedo que ha quedado grabado para siempre – creo – en todos. También en mi.  Y es una invitación que sigue llevando adelante el actual Papa Francisco y que es un aliento para todos.

Gisotti: El 25 de abril del año próximo, Karol Wojtyla, junto a Angelo Roncalli, serán canonizados por el Papa Francisco. De alguna manera se confirma aquel “Santo súbito” de los fieles de Dios el 8 de abril de 2005, con ocasión de su funeral.  Es la expresión del sentido de las palabras de cómo el pueblo de Dios vivenció la santidad de un hombre….


Mirilli: Es precisamente como el dicho “Vox populi, vox Dei”. Realmente la voz del pueblo de Dios indudablemente ha tenido su influencia en el proceso de la canonización tan rápido. Aún hoy sentimos aquella voz, aquella mirada, aquel aliento, aquellas visitas pastorales alrededor del mundo, pero también en nuestras parroquias romanas.  Un Papa que realmente se encontró con todos y en todos ha dejado el signo.

Gisotti: El Papa Wojtyla será canonizado el domingo de la Divina Misericordia: bien podemos resaltar también el llamado tan frecuente del Papa Francisco a la Divina Misericordia. También aquí existe una fuerte unión con su predecesor, que por otra parte considero significativo….

Mirilli: Si, es una unión fuertísima. Y es como si, de alguna manera, el mandato lanzado por el Papa Juan Pablo II, con la creación de esta fiesta de la Divina Misericordia, hubiese salido de la practica pastoral y operativa del Papa Francisco, quien nos invita a volcar en la concreción de nuestro ser sacerdotal, de nuestro vivir la Iglesia, una fiesta que ha sido querida por el Papa Juan Pablo II. Una fiesta que,  ahora de alguna manera,  nos manifiesta la pastoral del Papa Francisco.

No hay comentarios: