Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

martes, 3 de junio de 2008

Juan Pablo II primer viaje a Polonia 1979 - 3


Se sentía fortalecido por haber podido besar la querida tierra de su Polonia nativa, por la calurosa bienvenida de su pueblo que no lo habia olvidado - nunca podría - y el Espiritu Santo tan palpable en este viaje apostólico particular (ya nada sería igual en Polonia a partir de esta visita) coincidiendo con la Fiesta de Pentecostés.

Las autoridades habían tratado que su visita ocurriera lo más alejado posible del noveno centenario de la muerte de San Estanislao, pero quizás no habrían calculado que San Estanislao siempre estaria, pero era la primera vez en la historia de Polonia que un papa eslavo llegaba a su patria, y estaba alli, justamente en la Fiesta de Pentecostés, nada menos que en la Catedral de Gniezno, depositaria de las reliquias de San Adalberto mártir, primer misionero en Polonia.

En ese “piso superior” del milenio polaco el papa eslavo se reunia con sus “apóstoles” polacos “rodeado” por alrededor de un millon de fieles en los prados de Gniezno. Desde allí, la Catedral primada, en la antiquisima ciudad de Gniezno, “nido y cuna de Polonia y de la Iglesia en Polonia” el papa eslavo les gritaba, desde lo mas hondo de su corazón:

«Está llena la tierra de tu riqueza….Si mandas tu espíritu, se recrían, y así renuevas la faz de la tierra» …Asi cantará con vosotros, carísimos connacionales, este Papa, sangre de vuestra sangre, hueso de vuestros huesos, exclamará con vosotros: «Sea eterna la gloria de Yahvé y gócese Yahvé en sus obras….Séale grato mi hablar, y yo me gozaré en Yahvé». Iremos unidos por este camino de nuestra historia desde Jasna Gora hacia el Wawel, hacia San Estanislao. Iremos pensando en el pasado, pero con el alma dirigida hacia el futuro…No volveremos al pasado! Iremos hacia el futuro! »“Recibirés el Espíritu Santo«.

Y más tarde les pedía a los jóvenes desde el balcón de la residencia donde se alojaba:
Permaneced fieles a vuestro patrimonio! Haced que sea el fundamento de vuestra formación! Convertidlo en objeto de vuestro noble orgullo! Conservadlo y mutiplicadlo! Transmitidlo a las generaciones futuras:

Ven , Espiritu Santo
Mándanos desde el cielo
Un rayo de tu luz
Ven padre de los pobres
Ven, dador de los dones;
Ven luz de los corazones….

Luz de las jóvenes conciencias polacas, ven! Y fortalece en ellas este amor, que nació del primer canto polaco, “Bogurodzica”, mensaje de fe y dignidad del hombre en nuestra tierra!”

No hay comentarios: