Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

sábado, 14 de junio de 2008

Continente de la esperanza?


La peor pobreza es la falta de esperanza advirtió el Santo Padre Benedicto XVI el 14 de junio del año pasado (2007) en un discurso dirigido a los miembros de la Fundación Populorum Progressio, creada por el Papa Juan Pablo II para brindar asistencia a proyectos de desarrollo y promoción en América Latina y el Caribe, y recordó el amor de su predecesor por el “Continente de la esperanza”…. “La Fundación –prosiguió el Santo Padre– es fruto de la gran sensibilidad que Juan Pablo II demostraba por los hombres y mujeres que más sufren en nuestra sociedad. Este trabajo, emprendido hace quince años, debe continuar siguiendo los principios que han distinguido su empeño en favor de la dignidad de todo ser humano y de la lucha contra la pobreza”. (Aciprensa)
Seguimos siendo parte de ese continente de la esperanza que Juan Pablo II vio en nosotros? Hoy puede preciarse de ese nombre esta patria nuestra que podria dar de comer al hambriento y de beber al sediento y sin embargo tiene hambre y sed de justicia? Sin apelar a estadísticas que las hay a montones, verdaderas y engañosas, profesionales y aventureras hoy, definitivamente, no le hacemos honor a ese nombre. Que la Argentina la “fàbrica de alimentos” que podria alimentar a millones hoy ni siquiera sea capaz de morigerar el hambre de muchos argentinos, es inaudito. Aguien en algún momento habrá de rendir cuentas ante Dios y ante el prójimo tambien.
Cuando hay vastas zonas del mundo donde la gente se muere de hambre, asi con todo el sentido de la palabra, aquí en mi patria argentina en nuestro conflicto campo-gobierno hace 100 dias que estamos jugando a unitarios y federales, esquivando el dialogo, reflejándonos en voluntades y situaciones ajenas que no son tales, dedicados a la discusión etimológica del origen de las palabras, sentido uso y desuso, trabando inversiones, producción y exportación nada menos que de alimentos. Por más motivos que existan – y existen – es un escándalo sacrílego...

En su discurso a los participantes en la cumbre de la FAO celebrada en Roma el 2 de junio pasado el Santo Padre Benedicto XVI decía:
”¿cómo es posible permanecer insensibles a los llamamientos de quienes, en los diversos continentes, no logran alimentarse suficientemente para vivir? La pobreza y la desnutrición no son una mera fatalidad, provocada por situaciones ambientales adversas o por calamidades naturales desastrosas. Por otra parte, las consideraciones de carácter exclusivamente técnico o económico no deben prevalecer sobre los deberes de justicia con respecto a los que padecen hambre”
Argentinos reflexionemos!
sepamos leer y entender.

No hay comentarios: