Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

domingo, 15 de abril de 2012

Domingo de la Divina Misericordia “Sed testigos de la Misericordia”


Oh inconcebible e insondable misericordia de Dios, ¿quién te puede adorar y exaltar de modo digno? Oh sumo atributo de Dios omnipotente, tú eres la dulce esperanza de los pecadores" (Diario, 951, ed. it. 2001, p. 341).

“Repito hoy estas sencillas y sinceras palabras de santa Faustina, para adorar juntamente con ella y con todos vosotros el misterio inconcebible e insondable de la misericordia de Dios, decía el Beato Juan Pablo II al comenzar su homilía en elSantuario de la Divina Misericordia en Cracovia con ocasión de la Consagración del Santuario, y agregaba “como ella, queremos profesar que, fuera de la misericordia de Dios, no existe otra fuente de esperanza para el hombre. Deseamos repetir con fe:  Jesús, confío en ti.

"Hoy pudimos vivirlo un poco más de cerca en nuestra parroquia de Maria Auxiliadora en Ramos Mejía, (Buenos Aires) con motivo de la “solemne entronización del cuadro de Jesús Misericordioso” en un altar lateral de la parroquia. La Fiesta de la Misericordia comenzó con la Coronilla cantada (muy bien entonada por el coro de jóvenes). 


A continuación Mons. Raúl Cuevas celebro la Santa Misa. 


Entre lectura y lectura una agradable y emocionante sorpresa: una religiosa polaca (una de las cuatro presentes de la comunidad polaca Martin Coronado) 


canto el salmo en polaco. Una manera de hacer volar el pensamiento y el corazón por unos minutos al Santuario de Lagiewniki. En su homilía Mons. Cuevas  ofreció una breve reseña de Santa Faustina, su vocación, su humildad, su misión,  el deseo de Juan Pablo II de difundir sus mensajes y la devoción a la Divina Misericordia.  A continuación tuvo lugar la  “entronización”: el cuadro fue desvelado y bendecido.   





Me hubiese gustado que la ceremonia fuese un poco más solemne….pensando en tantos momentos vividos en Roma y en Lagiewniki, pero es un buen comienzo, mejor dicho un gran comienzo, que lo tengamos a Jesús Misericordioso presente en nuestro templo, para que se conozca y se difunda  la Misericordia Divina, para que también desde aquí, nuestro pequeño espacio en el mundo, se extienda esa “chispa” de la que hablaba el gran Apóstol de la Misericordia el beato Juan Pablo II en el acto de Consagración del Santuario de Lagiewniki. “Que este mensaje se difunda desde este lugar a toda nuestra amada patria y al mundo. Ojalá se cumpla la firme promesa del Señor Jesús:  de aquí debe salir "la chispa que preparará al mundo para su última venida" (cf. Diario, 1732, ed. it., p. 568). Es preciso encender esta chispa de la gracia de Dios. Es preciso transmitir al mundo este fuego de la misericordia. En la misericordia de Dios el mundo encontrará la paz, y el hombre, la felicidad. Os encomiendo esta tarea a vosotros, amadísimos hermanos y hermanas, a la Iglesia que está en Cracovia y en Polonia, y a todos los devotos de la Misericordia divina que vengan de Polonia y del mundo entero. ¡Sed testigos de la misericordia!”

Invito visitar:
Mis posts etiquetados DivinaMisericordia; en especial la verdaderamente imperdible homilía de Don Bart “La Divina Misericordia es la llave que abre todas las puertas”.   en la Vigilia del Domingo de la Divina Misericordia (30 de abril 2011) y de la Ceremonia de beatificación del Siervo de Dios Juan Pablo II. Don Bart es rector de la Iglesia del Espiritu Santo en Sassia, Roma y Director del Centro de Espiritualidad de la Divina Misericordia en Roma. 

No hay comentarios: