Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

lunes, 19 de mayo de 2008

Juan Pablo II en Eslovenia - mayo 1996 - 3


Después del cálido y tierno saludo matutino de los niños en el Palacio Arquidiocesano para el dia de su cumpleaños, 18 de mayo, el Santo Padre Juan Pablo II proseguía con su visita apostólica en tierra eslovena. En el Hipódromo de Stozice lo esperaban expectantes… sacerdotes, obispos, autoridades, una multitud de 100.000 personas y un coro de 1000 integrantes procedentes de 23 parroquias. Al ingreso del Santo Padre, acompañado por el Arzobispo de Ljubljana Dr. Alojzij Sustar (obispo sabio y prudente que supo capear todas las tormentas de una democracia incipiente), se echaron al vuelo las campanas… acompañadas por un caudal desbordante de exclamaciones, canciones y cantos religiosos. El predio rebosaba emoción….al paso del Santo Padre que repartía bendiciones ….se agitaron pañuelos y banderines por doquier… una multitud feliz, clima de verdadera fiesta religiosa. Cada participante deseando estrechar su mano, tocarlo, verlo más de cerca…todos envueltos en el mismo clima de verdadera alegría, unión y paz interior.



La Santa Misa fué precedida por el saludo al Santo Padre por parte del Arzobispo de Ljubljana quien le agradeció públicamente su visita y expresó su alegría en poder darle la bienvenida en tierra eslovena. Santo Padre, expresó, la Iglesia eslovena es conciente de su responsabilidad…. “que esta Santa Misa histórica sea expresión y testimonio de nuestra profunda fe, nuestra firme esperanza y nuestro verdadero amor. Santo Padre confirmamos en la fe, en la esperanza y en el amor”….. Durante la Santa Misa cantos y oración resonaban en un único eco todo alrededor …y las palabras del Santo Padre, palabras tan suyas, “No tengan miedo de Cristo, tengan fe en El y su amor. Abran las puertas de par en par a Cristo Redentor. No le tengan miedo a la Iglesia, ella desea que cada uno de ustedes se encuentre con Cristo y encuentre en El su redención” quedaron grabadas en las mentes.



Por la tarde al entrar en el predio del aeropuerto de Postojna lo esperaban 50.000 jóvenes (previa “desconfianza" si era sabio organizar el encuentro!) en un clima de alegría, canto, movimiento, explosión de vida…Un mar de voces y caras jóvenes orando, cantando, pensativos, esperanzados, acompañados también por mayores, niños, scouts….“Ustedes son mi esperanza” les dijo…Les invitó a seguir a Cristo, creer en El. Respondió tambien a algunas preguntas que le fueron planteadas acerca del miedo y la esperanza… “Miren a Cristo, El llama a la puerta de vuestro corazón y espera le abran! Miren a Maria ella es ejemplo de valor y esperanza….Como construir la Iglesia? Esfuércense en “ser” Iglesia” les dijo…. “Y sientan orgullo en serlo!” Cuantas vidas han cambiado a partir de esos dias lo dicen los innumerables testimonios, los grupos parroquiales, los movimientos juveniles.. .

No hay comentarios: