Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

lunes, 19 de mayo de 2008

Juan Pablo II en Eslovenia - mayo 1996 - 4

Visita pastoral a Eslovenia 17-19 de mayo de 1996
El 19 de mayo de 1996, tercer día de la visita del Santo Padre Juan Pablo II a Eslovenia, tuvo lugar la solemne Misa para los fieles de la diócesis de Maribor, celebrada en la explanada del aeropuerto de Maribor. Allí llamó a todos a la santidad… “La santidad es la fuerza que mueve al mundo” “La santidad es la única fuerza que es capaz de cambiar el mundo”. “Nuestra sociedad necesita santos” No solamente santos canonizados…. Habló tambien de "la cultura de la muerte" y de la "la cultura de la vida"terreno delicado y difícil, en el cual los cristianos están llamados a hacer sentir su presencia con la eficacia incisiva de una fe viva y activa”. Recordó también el pasado penoso de Eslovenia “Después de las tristes y difíciles experiencias del pasado, recordamos en esta Celebración a todos aquellos que han participado de los sufrimientos de Cristo y han sido “insultados a causa del nombre de Cristo”

En el rezo del Regina Caeli al mediodía invitó a Eslovenia, “ilustre nación en el corazón de Europa, a ser fiel al Evangelio recibido, a ser fermento de concordia y de convivencia pacifica entre los pueblos” …Maria es “gozo y esperanza nuestra”, porque de ella “vino la Luz del mundo”. Desde Brezje, Sveta Gora, Ptujska Gora, que Maria vuelva a nosotros sus ojos misericordiosos y nos muestre, después de este exilio, el fruto bendito de su seno, Jesus”. A su término saludó a los fieles de otras nacionalidades: a los de habla alemana, a los húngaros que viven en Eslovenia, a los croatas y a los numerosos jóvenes que habian venido acompañando a sus sacerdotes y obispos. … y enviaba tambien un cordial saludo a sus compatriotas polacos representados alli por el Arzobispo Metropolitano de Cracovia el Cardenal Macharski.

Por la tarde se llevo a cabo en la Catedral de Maribor el Encuentro con el mundo de la cultura y la ciencia. Allí el Santo Padre fue saludado por el Obispo de Maribor y luego por los representantes de las instituciones. El Coro masculino de Celje entonó el “Totus tuus”. En su discurso el Santo Padre invito a los representantes de la cultura y la ciencia a buscar en su diaria labor, investigaciones y estudios el sentido de la existencia, a buscar a Dios. Al término de su discurso todos los presentes cantaron el Padre Nuestro y el Santo Padre impartió su bendición.

Ya llegaba la hora de la despedida. Fuera de la Catedral y a su paso por las calles de Maribor se revivía la emoción vivida y se deslizo más de una lágrima . El Santo Padre debia partir pero en su corazón se llevaba parte del alma eslovena, su sentir, sus pesares, su pasado difícil. En Eslovenia dejaba su espíritu, habia sembrado la semilla de la reconciliación, dejado una huella imborrable y bendecido la tierra y sus habitantes para que Eslovenia nunca mas fuese la misma.

“Santo Padre gracias por vuestra cercanía, por vuestro cariño, por vuestra oración! Vuestra visita no es solo un momento histórico solemne y memorable para nosotros, sino también la hora de la gracia y el compromiso para el futuro, vuestra visita nos abre nuevos horizontes de luz, fortaleza y esperanza y nuevos campos para su realización.” (del discurso del Obispo de Koper Metod Pirih en el encuentro con los jóvenes en Postojna)

No hay comentarios: