Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

lunes, 7 de julio de 2008

Jornadas Mundiales de la Juventud 2008

EL Santo Padre Benedicto XVI se ha retirado por unos dias de descanso a la residencia de Castel Gandolfo. Ayer en el Angelus (6 de julio 2008) nos recordaba que el próximo sábado partirá hacia Sydney donde tendrá lugar la XXIII Jornada Mundial de la Juventud, en la "gran tierra austral del Espíritu Santo", como decía Juan Pablo II.

Y agregaba Benedicto XVI que “Los meses pasados la “Cruz de los jóvenes” atravesó toda la Oceanía, y en Sydney será nuevamente testimonio silencioso del pacto de alianza entre el Señor Jesucristo y las nuevas generaciones. El 15 de julio està prevista la fiesta de acogida de los jóvenes, el sábado 19 será la gran vigilia y el domingo 20 la Celebración eucarística, momento culminante y conclusivo del evento..... Invito a toda la Iglesia a sentirse participe de esta nueva etapa de la gran peregrinación de los jóvenes por el mundo, iniciada en 1985 por el Siervo de Dios Juan Pablo II”
“La próxima Jornada Mundial de la Juventud promete ser como un nuevo Pentecostés: de hecho, desde hace un año las comunidades cristianas se preparan siguiendo la frase que indiqué en mi Mensaje sobre el tema “«Recibiréis la fuerza del Espíritu Santo, que vendrá sobre vosotros, y seréis mis testigos» (Hch 1, 8) (Hechos 1:8). Y la promesa que Jesús hizo a sus discípulos después de la resurrección, y que sigue siendo válida y actual en la Iglesia: el Espíritu Santo, espera y acoge con satisfacción la oración, infunde en los creyentes la capacidad de ser testigos de Jesús y de su Evangelio”.
“…Junto con la Cruz, acompaña a la Jornada Mundial de la Juventud el icono de la Virgen María. A su materna protección confío este viaje a Australia y el encuentro los jóvenes en Sydney. En este primer domingo de julio, deseo invocar la intercesión de María para que el periodo estivo pueda ofrecer a todos la oportunidad de un tiempo para descansar y de recarga física y espiritual”


Mientras tanto Santo Padre que tenga un buen descanso… le esperan largas horas de juvenil y contagioso entusiasmo, esa explosion de sana y joven alegria presente siempre en las Jornadas. Y usted lo sabe. Ya pudo vivenciarlo en Colonia en el 2005!

No hay comentarios: