Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

lunes, 14 de julio de 2008

Santa Teresa de los Andes



Ayer 13 de Julio la Iglesia de Chile, la orden carmelitana toda y sus amigos celebramos la fiesta de Santa Teresa de los Andes, esta “joven chilena, símbolo de la fe y de la bondad de este pueblo; una carmelita descalza, arrebatada para el reino de los cielos en la primavera de su vida; una primicia de santidad del Carmelo Teresiano en América Latina…..que nos ha dejado el testamento de una santidad sencilla y accesible, centrada en lo esencial del Evangelio: amar, sufrir, orar, servir” decía de ella en su homilia el Santo Padre Juan Pablo II durante la beatificación que él mismo presidio el domingo 3 de abril de 1987, durante su visita a Chile.




Sor Teresa de los Andes fue la primera santa chilena y primera carmelita americana que alcanzó el honor de los altares. Había nacido en Santiago de Chile el 13 de Julio de 1900 y su nombre era Juanita Fernández Solar .


“Teresa de los Andes experimentó desde muy niña la gracia de la comunión con Cristo, que se fue desarrollando progresivamente en ella con el encanto de su juventud, llena de vitalidad y de jovialidad, en la que no faltó, como hija de su tiempo, el sentido del sano esparcimiento y del deporte, el contacto con la naturaleza. Era una joven alegre y dinámica; una joven abierta a Dios. Y Dios hizo florecer en ella el amor cristiano, abierto y profundamente sensible a los problemas de su patria y a las aspiraciones de la Iglesia. El secreto de su perfección, como no podía ser menos, es el amor. Un amor grande a Cristo, por quien se siente fascinada y que la lleva a consagrarse a El para siempre, y a participar en el misterio de su pasión y de su resurrección. Siente a la vez un amor filial a la Virgen María que la inclina a imitar sus virtudes………
.. Joven chilena, joven latinoamericana, descubre en sor Teresa la alegría de vivir la fe cristiana hasta sus últimas consecuencias! ¡Tómala como modelo!” (de la homilía de Juan Pablo II)


La canonización de la beata Teresa fue celebrada en Roma, el 21 de marzo de 1993. En la misma ceremonia fue canonizada Claudine Thevenet, fundadora, en 1818, en Francia, de la Congregación de Religiosas de Jesús-María. Una santa de la “vieja” Europa y una del “Nuevo Mundo” decia Juan Pablo II en su homilía.


Invito Visitar:


No hay comentarios: