Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

jueves, 7 de agosto de 2008

Mensaje de Juan Pablo II para la JMJ XX - 2005

"Hemos venido a adorarle"

El 6 de agosto de 2004 el Santo Padre Juan Pablo II enviaba desde su residencia de Castel Gandolfo el Mensaje que acostumbraba dirigir a los jóvenes un año antes de celebrarse las Jornadas Mundiales de la Juventud; esta vez se realizarían en agosto del año siguiente (2005) en Colonia, sin su presencia, y serian las primeras Jornadas que presidiría el Santo Padre Benedicto XVI, en su patria, Alemania.
"Hemos venido a adorarle" (Mt 2,2)

era el tema escogido para el encuentro mundial juvenil.. Un tema – decía Juan Pablo II - que permite a los jóvenes de cada continente recorrer idealmente el itinerario de los Reyes Magos, cuyas reliquias se veneran según una pía tradición precisamente en aquella ciudad, y encontrar, como ellos, al Mesías de todas las naciones "Se pusieron en camino" (Mt 2,9)

"Y la estrella ... iba delante de ellos, hasta que llegó y se detuvo encima del lugar donde estaba el niño" (Mt 2,9)

"Entraron en la casa, vieron al "siendo rico, se hizo pobre por amor nuestro, para que vosotros fueseis ricos por su pobreza" (2Cor 8,9)

Los Reyes Magos encontraron a Jesús en "Bêt-lehem", que significa "casa del pan"

"Yo soy el pan de vida", "Yo soy el pan que bajó del cielo", "El pan que yo le daré es mi carne, vida del mundo" (Jn 6,35.41.51). "Y postrándose le adoraron" (Mt 2,11).

"Abrieron sus cofres y le ofrecieron dones de oro, incienso y mirra" (Mt 2,11).

“Queridos jóvenes ofreced también vosotros al Señor – invitaba Juan Pablo II - el oro de vuestra existencia, o sea la libertad de seguirlo por amor respondiendo fielmente a su llamada; elevad hacia Él el incienso de vuestra oración ardiente, para alabanza de su gloria; ofrecedle la mirra, es decir el afecto lleno de gratitud hacia Él, verdadero Hombre, que nos ha amado hasta morir como un malhechor en el Gólgota.
Sed adoradores del único y verdadero Dios, reconociéndole el primer puesto en vuestra existencia... no creáis en falaces ilusiones y modas efímeras que no pocas veces dejan un trágico vacío espiritual! Rechazad las seducciones del dinero, del consumismo y de la violencia solapada que a veces ejercen los medios de comunicación.

Adorad a Cristo: Él es la Roca sobre la que construir vuestro futuro y un mundo más justo y solidario. Jesús es el Príncipe de la paz, la fuente del perdón y de la reconciliación, que puede hacer hermanos a todos los miembros de la familia humana…”

"Se retiraron a su país por otro camino" (Mt 2,12).

“ Escuchar a Cristo y adorarlo lleva a hacer elecciones valerosas, a tomar decisiones a veces heroicas….es urgente ser testigos del amor contemplado en Cristo. La invitación a participar en la Jornada Mundial de la Juventud es también para vosotros, queridos amigos que no estáis bautizados o que no os identificáis con la Iglesia. ¿No será que también vosotros tenéis sed del Absoluto y estáis en la búsqueda de "algo" que dé significado a vuestra existencia? Dirigíos a Cristo y no seréis defraudados.”
“ La Iglesia necesita auténticos testigos para la nueva evangelización: hombres y mujeres cuya vida haya sido transformada por el encuentro con Jesús; hombres y mujeres capaces de comunicar esta experiencia a los demás. La Iglesia necesita santosTodos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.
el Papa os acompaña con su oración”.

Y Juan Pablo II los acompañaría con su oración desde su ventana en el cielo!

No hay comentarios: