Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

sábado, 23 de agosto de 2008

XX Jornada Mundial de la Juventud 2005 Colonia


XX Jornada Mundial de la Juventud (16-21 de agosto de 2005) Colonia, Alemania
"Hemos venido a adorarle" (Mt 2,2)
Pensababa dejar pendiente para 2009 el comentario sobre las XX Jornadas Mundiales de la Juventud pero me encontré con dos informes completísimos, uno de la Conferencia Episcopal Española y otro de Aciprensa, y no quiero dejar pasar todo un año para dejar constancia aqui de toda esa riquìsima fuente de información.

6 de agosto de 2004 desde Castel Gandolfo el Santo Padre Juan Pablo II enviaba su ultimo Mensaje, destinado a las Jornadas de la Juventud. Se habia celebrado ese año la XIX Jornada Mundial de la Juventud a nivel local, “meditando sobre el deseo expresado por algunos griegos que con motivo de la Pascua llegaron a Jerusalén: "Queremos ver a Jesús" (Jn 12,21)”.

El horizonte ahora era Colonia, donde en agosto de 2005 tendría lugar la XX Jornada Mundial de la Juventud con el tema "Hemos venido a adorarle" (Mt 2,2). Tema que “ permite a los jóvenes de cada continente recorrer idealmente el itinerario de los Reyes Magos, cuyas reliquias se veneran según una pía tradición precisamente en aquella ciudad, y encontrar, como ellos, al Mesías de todas las naciones” comenzaba diciendo Juan Pablo II en su Mensaje.

Serían las primeras Jornadas sin Juan Pablo II, pero la Divina Providencia habia abierto el camino hacia las Primeras Jornadas de la Juventud del Santo Padre Benedicto XVI en su patria. Todo un desafío, todo una bendición.


Y el 24 de agosto, de regreso en Roma, el Santo Padre Benedicto XVI repasaba las Jornadas diciendo: “Como solía hacer el amado Juan Pablo II después de cada peregrinación apostólica, también yo hoy, junto con vosotros, quisiera repasar los días transcurridos en Colonia con ocasión de la Jornada mundial de la juventud. La Providencia divina quiso que mi primer viaje pastoral fuera de Italia tuviera como meta precisamente mi país de origen, y se realizara con ocasión del gran encuentro de los jóvenes del mundo, a veinte años de la institución de la Jornada mundial de la juventud, querida con intuición profética por mi inolvidable predecesor” y daba “gracias a Dios desde lo más hondo de mi corazón por el don de esta peregrinación.



Y en el Angelus del 28 de agosto decía “Fue un acontecimiento providencial de gracia para toda la Iglesia”.

Cuando en agosto de 2005 el Santo Padre Benedicto en el Angelus en la - Explanada de Marienfeld de Colonia anunciaba que el próximo Encuentro mundial de la juventud tendría lugar en Sydney, Australia, el año 2008 nos pareció que faltaba tanto tiempo….

Y sin embargo ya acabamos de concluir también esas Jornadas, las segundas Jornadas de Benedicto XVI que nos traen a la memoria las palabras que Juan Pablo II le dijera a Vittorio Messori “No es verdad que sea el Papa quien lleva a los jóvenes de un extremo al otro del globo terráqueo, son ellos quienes le llevan a él.

Y ahora lo llevan a Benedicto XVI porque “en cualquier parte a la que el Papa vaya busca a los jóvenes, y en todas partes es buscado por los jóvenes. Aunque, la verdad es que no es a él a quien buscan. A quien buscan es a Cristo, que «sabe lo que hay en cada hombre » (Juan 2,25) (Cruzando el Umbral de la Esperanza).

Y aunque no estuviesemos en Colonia, alli estuvimos presente en ese precioso mosaico.

No hay comentarios: