Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

viernes, 30 de enero de 2009

Parroquia Virgen de la Medalla Milagrosa Bariloche

De visita por la parroquia Virgen de La Medalla Milagrosa (como decía mi parroquia “adoptiva” aquí en San Carlos de Bariloche) una obra que es fruto de un trabajo de constancia, esperanza, tenacidad y una enorme fortaleza por parte del padre Branko Jan de la comunidad vicentina y toda la gente que lo apoya y le sigue dando una mano (comunidad y autoridades eclesiásticas y civiles locales). En medio de un entorno con fuertes problemas sociales y económicos han construido con tesón un centro parroquial modelo.
Hace algunos años comenzaron a soñar con un centro deportivo (mente sana en un cuerpo sano apoyados por el trabajo parroquial) para sacar a los niños de la calle.
Impresionante el trabajo ya hecho: la construcción prácticamente terminada; el quincho, la vivienda del casero, una pequeña oficina, todo el predio cercado, un enorme gimnasio, donde solo faltan prácticamente detalles y ya esta en pleno funcionamiento.
En medio de un gran espacio verde donde antes fluían aguas servidas ya están crecidos los pinitos y parte del terreno aplanado, en un lugar que será centro de esparcimiento al aire libre, con parrillas, mesas y sillas ubicadas en un espacio lateral con vista a la futura cancha externa para deportes (fútbol y otros).
Volveré el domingo para una sesión más de fotografías que luego publicare (en parte aquí y en parte en mi álbum de fotos).
Un abrazo a todos y les invito visitar la pagina de La Medalla Milagrosa que siempre me trae a la memoria esas maravillosas palabras “Soñad y os quedareis cortos”.

martes, 27 de enero de 2009

Con sus queridos compatriotas

Mas anécdotas de Juan Pablo II con sus queridos compatriotas….

Durante su primer viaje a Polonia en 1979 los jóvenes en Cracovia le gritan entusiasmados “¡Quédate con nosotros, quédate con nosotros!” Y el no tarda en responderles: ¿Dónde estabais el 16 de octubre pasado? ¿Por qué no habéis venido a defenderme? Habéis hecho como esos polacos que cierran la puerta de la caballeriza después que el caballo se escapo!”
Y a la una de la mañana, cuando ya se había retirado continúan aclamándolo: “Háblanos, háblanos!” Y se ponen a cantar la canción polaca: “Sto lat” (que viva cien años). Y finalmente abre la ventana: “Pero, hijos míos ¿Cómo queréis que viva cien años si me impedís dormir? Id a dormir sino mañana os caeréis de sueño durante mi sermón!

Otra vez en Cracovia, abre su ventana y dice “Vosotros me pedís dos palabras y bueno aquí van: Dobra noc! (Buenas noches!)
Por todas partes donde se encontraba con sus compatriotas, le cantaban ¡Sto lat!.
En Chicago donde dicen que hay mas polacos que en Varsovia, exclama “Si continuáis, van a creer que se trata del himno nacional polaco!”

sábado, 24 de enero de 2009

Com le gustaba esquiar...

La pasión por el esquí….
Como le gustaba descender por las pistas de Zakopane...
Un día, se pierde en la neblina, atraviesa sin saber la frontera de lo que era entonces Checoeslovaquia. Lo detienen los gendarmes en la frontera. Declara que es el arzobispo de Cracovia, mostrando sus papeles. ¿Y lo amenazan con detenerlo por usurpación de identidad!!!!

Durante un sínodo en Roma
se asombra al enterarse que ningún cardenal italiano practica esquí: “En Polonia, el 40%de los cardenales hacen esquí”. “¿Por qué el 40%? Vosotros no sois más que dos” “Pero, el primado Wyszinski vale por 60%!”
Otra vez, uno de sus colegas romanos le pregunta: “Es conveniente que un cardenal esquíe?” “No seria conveniente, si no supera esquiar “

jueves, 22 de enero de 2009

Me voy de vacaciones


Me voy de vacaciones…y como decia Juan Pablo II me voy, pero no me voy ….digo con el blog ;) que ya es parte de mi vida, así que aquí estaré - aunque no tan a menudo – paralelamente al respiro en el bellísimo e incomparable sur argentino (quizás logre asomarme al otro lado de la cordillera al vecino Chile!) – dependiendo de la tecnología pública; por esos pagos algo mas lenta. Tendré tiempo para leer, saborear, pensar y compartir …

miércoles, 21 de enero de 2009

Oración para pedir la intercesión del arzobispo Antón Vovk

del librito publicado por Druzina titulado Arzobispo Anton Vovk, Siervo de Dios
Traducción al español de Miriam y Gregor Batagelj.

martes, 20 de enero de 2009

La quema del obispo Vovk.


El 20 de enero de 1952 ocurrió el salvaje intento de quemar vivo al Obispo de Ljubljana, Anton Vovk, quien logró salvarse del atentado sufriendo importantísimas quemaduras agregando penurias a su ya delicado estado de salud. Ya había sido blanco de varios atentados, intentos de asesinato y agresiones físicas. Aquel 20 de enero de 1952 salvo milagrosamente.
Había partido en tren desde la capital Ljubljana hacia la ciudad de Novo Mesto para bendecir allí un órgano restaurado en la parroquia Stopice. Al pasar el tren por un túnel, en la oscuridad fue rociado con alquitrán y al llegar a la estación ferroviaria de Novo Mesto lo recibió una multitud enardecida, insultando y agrediéndolo físicamente. Empujado, acorralado a los gritos de “matemos al demonio” lo rociaron con nafta y le prendieron fuego. Comenzó a arder su abrigo, le quemó parte de la cara pero la multitud seguía gritando. El obispo consiguió sacarse el abrigo y logró apagar el fuego del cuello blanco de celuloide que ya le había causado fuertes quemaduras. Todo el incidente duro unas cuatro horas, sin que nadie hiciera nada para calmar a la multitud, mientras la policía hacia lo imposible para impedir que el obispo fuese llevado a un hospital. Finalmente debió volver a Ljubljana en tren; recién allí fue atendido en el hospital donde prontamente se hizo presente la policía secreta para interrogarlo, como solía hacer puntual e insistentemente (a menudo durante noches enteras, según confirmara su secretario), siendo su víctima preferida los sacerdotes.
Los autores materiales del hecho nunca fueron enjuiciados y el obispado fue objeto durante meses de insultos y amenazas telefónicas.
Quien fuera entonces su secretario Mons. Ivan Merlak recuerda que el primer medio extranjero que entrevistara entonces al obispo Vovk fue el Neuer Zuricher Zeitung en persona de su corresponsal en Beograd, hecho que evidentemente enfureció al Servicio de Inteligencia UDBA pues inmediatamente se hico presente una delegación de seis miembros para las acostumbradas interrogaciones.
Los medios extranjeros quedaron muy pendientes de este episodio y llovieron telegramas y mensajes de apoyo al Obispado.

El 26 de noviembre de 1959 el obispo Vovk fue nombrado obispo residente de Ljubljana. Conmemorando el 500 aniversario el 22 de diciembre d 1961 el papa Juan XXIII elevo la diócesis de Ljubljana a arquidiócesis y al obispo Anton Vovk a la dignidad de Arzobispo. Entre fuertes presiones, constantes interrogatorios y criticas de todas partes, uno de los mayores dolores espirituales del obispo Vovk fue la creación por parte del régimen (tal como solía hacerlo en los países dominados por el comunismo) de la Asociación de sacerdotes San Cirilo y San Metodio, creada y vigilada por el Estado con la intención de dividir y separar a la Iglesia. La sabia conducción del obispo Vovk, conciente de los objetivos evitó que llegara a mayores consecuencias, no obstante extenderse quebraduras y sombras. El Arzbispo Vovk trato de comprender a aquellos sacerdotes que cedían ante tamaña presión con la consecuencia de convertirse el mismo en blanco de criticas por parte de unos y otros.

No obstante su estado de salud el Arzobispo Vovk viajo a Roma para participar , débil de salud, pero entusiastamente de las primeras reuniones y comisiones del Concilio Vaticano II. Falleció el 7 de julio de 1963.

El 24 de abril de 1999 el entonces arzobispo de Ljubljana Franc Rode emitio el Edicto para la apertura de la Investigación Diocesana sobre la vida, las virtudes y la reputación de santidad del Siervo de Dios Anton Vovk nombrando postulador a Mons. Ivan Merlak (su antiguo secretario) El proceso diocesano finalizo el 12 de octubre de 2007 y la documentación fue entregada el 26 de octubre de 2007 a la Congregación para las Causas de los Santos en Roma.

Gaza - libertad de prensa

Llamamiento de los medios de comunicación de todo el mundo a las autoridades israelíes

…Y a las autoridades de todos los países donde ocurran hechos similares.

Con su influencia amplísima y directa en la opinión pública, el periodismo no se puede guiar únicamente por las fuerzas económicas, por los beneficios y por los intereses particulares. Al contrario, hay que sentirlo como una tarea en cierto sentido "sagrada", realizada con la conciencia de que se os confían los poderosos medios de comunicación para el bien de todos y, en particular, para el bien de los sectores más débiles de la sociedad: los niños, los pobres, los enfermos, los marginados y discriminados.

No se puede escribir o transmitir sólo en función del índice de audiencia, en detrimento de servicios verdaderamente formativos. Tampoco se puede recurrir indiscriminadamente al derecho a la información, sin tener en cuenta otros derechos de la persona. Ninguna libertad, ni siquiera la libertad de expresión, es absoluta, pues encuentra su límite en el deber de respetar la dignidad y la legítima libertad de los demás. Nada, por más fascinante que sea, puede escribirse, realizarse o transmitirse en perjuicio de la verdad. Aquí no sólo pienso en la verdad de los hechos que referís, sino también en la "verdad del hombre", en la dignidad de la persona humana en todas sus dimensiones

Del discurso del Santo Padre Juan Pablo II con motivo del jubileo de los periodistas, 4 de junio 2000

lunes, 19 de enero de 2009

La virtud de la obediencia en el magisterio de Juan Pablo II


“El horizonte de obediencia del Papa Wojtyla se despliega desde el alba del pontificado. Y es el mismo quien en “Triptico Romano” explica – en lenguaje poético y sugestivo – el valor de esta obediencia a la elección de la Cátedra de Pedro” nos dice Gianfranco Grieco, OFM en Totus Tuus de nov-dic 2008. Y continua diciendo “para el obediencia era un voto hecho a Dios y a la comunidad. Juan Pablo II obedeció a la consigna del Concilio Vaticano II, que adopto como brújula de la nueva evangelización del mundo. Para el obedecer al Concilio era poner en practica todas las enseñanzas del Vaticano II: Inculcaba la virtud de la obediencia sobre todo cuando hablaba a los sacerdotes a los religiosos y a las religiosas.”

En la Encíclica Redemptoris Mater el Papa nos hablaba de la obediencia de Maria que “profesa sobre todo « la obediencia de la fe », “13. « Cuando Dios revela hay que prestarle la obediencia de la fe » (Rom 16, 26; cf. Rom 1, 5; 2 Cor 10, 5-6), por la que el hombre se confía libre y totalmente a Dios, como enseña el Concilio.29 Esta descripción de la fe encontró una realización perfecta en María. El momento « decisivo » fue la anunciación, y las mismas palabras de Isabel « Feliz la que ha creído » se refieren en primer lugar a este instante.30 “Es necesario que los cristianos profundicen en sí mismos y en cada una de sus comunidades aquella «obediencia de la fe », de la que María es el primer y más claro ejemplo”.

Y hablando de la obediencia de Maria en su homilía Homilía en San Juan de Puerto Rico (12 X 1984) decía “Ella con su palabra, pero sobre todo con su ejemplo de obediencia perfecta al designio de la Providencia, sigue indicando a cada hombre y sociedad el camino a seguir. Haced lo que El os diga. Como si dijera: escuchad su palabra, porque Él es el enviado del Padre (cf Mt 3, 17); seguidle con fidelidad, porque El es el camino, la verdad y la vida (cf. Jn 14, 6): sed en el mundo de hoy luz y sal de la tierra (cf. Mt 5, 13 16): sed operadores de paz, de justicia, de misericordia, de limpieza de corazón (cf. Mt 5, 1 12)

De la obediencia “perfecta al Padre” : él es el único y verdadero Siervo doliente del Señor, Sacerdote y Víctima a la vez” les recuerda Juan Pablo II a los sacerdotes en la Exhortación postsinodal Pastores Dabo vobis, y del mandato de Jesús «Id, pues, y haced discípulos a todas las gentes» (Mt 28, 19) y «Haced esto en conmemoración mía» (Lc 22, 19; cf. 1 Cor 11, 24), o sea, el mandato de anunciar el Evangelio y de renovar cada día el sacrificio de su cuerpo entregado y de su sangre derramada por la vida del mundo.

En la constitución apostolica “la carta magna” Vita consacrata trata la obediencia como uno de los “grandes retos de la vida consagrada”
A todos los hombres y mujeres de nuestro tiempo Juan Pablo II decia el viernes santo 10 de abril de 1998 despues de terminado el Via Crucis:

“dirigid la mirada hacia el crucificado. Por amor él dio su vida por nosotros. Fiel y dócil a la voluntad del Padre, es ejemplo y aliento para nosotros. Precisamente por esta obediencia filial, el Padre «lo exaltó y le otorgó el nombre que está sobre todo nombre» (Flp 2, 9)”

"Soy acaso el guarda de mi hermano?"

¿Soy yo acaso el guarda de mi hermano? » (Gn 4, 9).
Sí, cada hombre es « guarda de su hermano », porque Dios confía el hombre al hombre. (Juan Pablo II Evangelium Vitae)

Renuevo mi aliento a quienes, de una u otra parte, creen que en Tierra Santa hay espacio para todos, para que ayuden a sus gentes a erguirse sobre los escombros y el terror y a reemprender con valor el camino del diálogo en la justicia y en la verdad. Esta es la única vía que puede efectivamente abrir un futuro de paz para los hijos de esa región tan querida".
Benedicto XVI, después del Ángelus 18 de enero 2009

Gracias Marta por la foto y por difundir pensamientos de paz y de cordura.

sábado, 17 de enero de 2009

Simposio “Vaticano II en el Pontificado de Juan Pablo II” octubre 2008 Apuntes (3)


Estoy atrasadisima con los apuntes que tan amablemente me hiciera llegar Carmela, mi amiga italiana, que participara en el Simposio. Aqui va el tercer apunte sobre la exposicion de Mons. Ignazio Sanna en el marco de "Cristo y la dignidad de la persona humana" y su tema fue:
El origen y la vocación de la persona humana
El Profesor Sanna habló de un tema de extrema actualidad: la concepción del hombre de quien depende la supervivencia misma de la humanidad. Notó particularmente que hoy suele identificarse al hombre con sus capacidades, su psique, su capacidad de conocimiento. Una optica similar es la “la antecámara” de practicas aberrantes como la eutanasia (de la cual tanto se habla en Italia estos días). A ese respecto señalo que una de las afirmaciones mas repetidas por Juan Pablo II era: “el hombre es la única criatura en el mundo visible a la que Dios ha querido "por sí misma" “. Esta verdad esta estrechamente relacionada con el Acontecimiento de la Encarnación, del Hijo de Dios hecho Hombre. El hombre tiene entonces un origen teológico: sujeto espiritual de orden eterno en unión con Dios Trascendente. Mons. Sanna insistió sobre el hecho que Dios crea un “tu” llamándolo por nombre y solo un ser responsable puede responder; por lo tanto la verdadera esencia del hombre no es ser un microcosmos, sino un ser creado a imagen de Dios, por ende la imagen de lo divino esta en el hombre mismo. Solo con Dios el hombre puede ser verdadero hombre (Gaudium et Spes 22): Dios – Uno y trino es fuente principal de cualquier explicación de antropología. Como afirmaba Juan Pablo II, en el pasado y en el presente las diversas corrientes contraponen teorías: La Iglesia busca conjugarlas en la convicción que separar Dios- Humanidad implica una condena para la comprensión del hombre. Juan Pablo II nos ha enseñado que la teología desprovista de antropología desfigura el Misterio de Dios”.


Como siempre, muchas gracias Carmela!

jueves, 15 de enero de 2009

Mabuhay! - Manila 1995


El 15 de enero de 1995 llegaba a su fin la X Jornada mundial de la juventud, celebrada en Manila, Filipinas (10-15 enero 1995)
que habrá sido la reunión más multitudinaria de todos los tiempos. Nadie pudo siquiera aventurarse a hablar de cifras exactas pero todos aseguraban que habían sido mas de 4 millones….
Despues de la despedida del Santo Padre Juan Pablo II le llego el turno también a nuestro querido cardenal Pironio (en proceso de beatificación), gran colaborador de Juan Pablo II en las celebraciones de las Jornadas Mundiales de la Juventud, quien decia en emotivas palabras:

Querido Santo Padre:
Nos toca despedirnos otra vez. ¡Cómo nos cuesta! Cuántas ganas de repetir como san Pedro, el primer Papa: «Señor, ¡qué bien estamos aquí!» (Mt 17,4).
A nosotros nos bastaría una sola carpa: para usted, Santo Padre. Nosotros seguiríamos velando—aunque a voces nos durmamos—en la noche, en la mañana y en la tarde. Pero tenemos que partir: usted porque «todos te andan buscando a, como a Jesús, y usted debe responder: «vayamos a otra parte, a predicar también en las poblaciones vecinas, porque para eso he venido» (cf. Mc 1,35-38). Tendrá que ir Llevando el Evangelio de la paz y de la esperanza a Papúa Nueva Guinea, a Australia, a Sri Lanka. Nosotros también tenemos que bajar del monte de la Transfiguración a lo cotidiano de nuestra vida, de nuestra misión, de nuestra historia:
— llevando el mandato misionero que nos ha confiado: «Como el Padre me envío, también yo os envío»;
— marcados por el signo de la esperanza: «No tengan miedo. Soy yo» (Jn 6,20);
— con la seguridad de que usted, donde quiera que éste en Roma, en Buenos Aires, en Santiago de Compostela, en Czestochowa, en Denver, en Manila—seguirá con nosotros hasta el final.
Gracias, Santo Padre, por habernos convocado en Manila para darnos de nuevo un mandato misionero.
Gracias a ustedes—obispos, sacerdotes, religiosos y religiosas—por habernos acompañado y enseñado el camino de la misión, de la comunión y de la esperanza.
Gracias a todos ustedes, queridos jóvenes, porque han dicho que Sí al Señor—como María—y ahora se ponen en camino, después de haberse comprometido a ser testigos del amor, sembradores de la esperanza y artífices de la paz.
Y que la Virgen de; camino y la misión nos acompañe y sonría maternalmente a todos.

Invito visitar mi entrada anterior:

miércoles, 14 de enero de 2009

Juan Pablo II y la oración (1)


Hablar de la vida de oración de Karol Wojtyla / Juan Pablo II requeriría analizar toda su vida desde su natal Wadowice hasta su despedida en Roma. Ese amor por la oración lo traía de la casa paterna y lo había aprendido de su padre, cuya vida después de la muerte prematura de su esposa, se transforma.... aún más en una vida de constante oración…. Y cuando Karol despertaba de noche, veía a su padre de rodillas, como lo veía siempre en la iglesia parroquial…y durante los intervalos de estudio en su casa Karol acostumbraba ir a otra habitación para rezar…. según nos confía el cardenal Dziwisz desde la pagina web de la Postulación explicándonos aquella “vida intensa y profunda de oración que incluía diversas formas de conversación con Dios: desde la oración más simple de niño hasta la oración de las horas de sacerdote, y la contemplación. Tanto en Cracovia como en el Vaticano fué fiel a las diversas prácticas de piedad: la meditación diaria, la adoración del Santísimo Sacramento, el rosario, el Angelus, las letanías al Sagrado Corazón de Jesús, a la Virgen y a todos los Santos. Jamás las abreviaba, nunca las recitaba apurado; la oración tenia para él precedencia ante las demás ocupaciones. De Papa confesó que nunca había abandonado la oración del breviario. Le habían quedado profundamente grabadas en el corazón las palabras de San Anselmo: “"Os alimento con lo que yo mismo vivo". Como sacerdote era consciente que el “nuestro ministerio de la palabra consiste en manifestar lo que primero ha sido preparado en la oración.”, que ” las verdades anunciadas deben descubrirse y hacerse propias en la intimidad de la oración y de la meditación.” (En el XXX aniversario del decreto Presbyterorum Ordinis, 27.10.1995)”.

Desde pequeño oraba ante la imagen de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro en la nave lateral de la iglesia parroquial, mas tarde en el convento de los padres carmelitanos allí “sobre la colina” de la calle Karmelicka, donde a los 10 años se inscribió en la cofradía y le fue impuesto el escapulario que llevó siempre, y cuando fue manchado con sangre aquel 13 de mayo de 1981 encargó uno nuevo a los padres carmelitanos de la Iglesia de Santa Maria in Traspontina en Roma.
Con su padre iba a orar al Santuario de Kalwaria Zebrzydowska ante la imagen de la Virgen y continuaban por los senderos del Calvario. Alli volvería a menudo como Arzobispo de Cracovia y mas tarde Cardenal; y en sus peregrinaciones al Santuario de la Virgen Madre y Reina de todos los polacos de Jasna Gora; instalado en Cracovia cerca de la iglesia de San Estanislalo Kostka, donde conoció a Jan Tyranowski, comenzó su “Rosario viviente” y profundizo su devoción a la Virgen, cautivado por los escritos de Luigi Maria Grignon de Montfort. Cuando era Obispo de Cracovia oraba en la capilla hasta las 11 y allí mismo escribía….

En sus poesías nos dejo preciosos versos que son un himno al Amor compuesto por suplicas, plegarias y meditaciones que nos llevan a unirnos a ese mundo tan suyo, pero que el supo compartir donándose por entero. Recordamos algunas: el Magnificat, la Canción sobre el Dios oculto, El Cántico al esplendor del agua, La Madre, La Iglesia, la Peregrinación a los Santos Lugares, las Meditaciones... que otra cosa son sino expresiones poeticas de aquella oración opus gloriae que se extendió durante todos los días y momentos de su vida!

Ante el Umbral de la esperanza (la conversación de Juan Pablo II con Vittorio Messori) contiene dos capítulos que se refieren a la oración (2 y 3) “Nosotros empezamos a rezar con la impresión de que es una iniciativa nuestra: en cambio, es siempre una iniciativa de Dios en nosotros” “Se puede y se debe rezar de varios modos, como la Biblia nos enseña…hay que rezar con “gemidos inefables”, para entrar en el ritmo de las súplicas del Espíritu mismo. Hay que implorar para obtener el perdón, integrándose en el profundo grito de Cristo Redentor Y a través de todo esto hay que proclamar la gloria. La oración siempre es un opus gloriae” “El hombre alcanza la plenitud de la oración no cuando se expresa principalmente a si mismo, sino cuando permite que en ella se haga mas plenamente presente el propio Dios” “La oración es una búsqueda de Dios pero es también revelación de Dios”

“En la raiz de su incansable acción apostólica esta claramente la intensidad y la profundidad de la oración” decía el cardenal Camilo Ruini en su discurso de apertura del proceso de investigación diocesana en San Giovanni in Laterano en Roma el 28 de junio de 2005 y recordaba lo que Juan Pablo II mismo había dicho el 29 de octubre de 1978 durante su visita al Santuario Della Mentorella. “La oración, que es expresión en distintos modos de la relación del hombre con el Dios vivo, es también la primera tarea y como el primer anuncio del Papa, del mismo modo que es el primer requisito de su servicio a la Iglesia y al mundo.”
Y al conmemorar el cardenal Ruini los 30 años de la elección de Juan Pablo II decìa “en él la oración y la acción estaban íntimamente conectadas: era un hombre que vivía de cara a Dios y que actuaba tratando siempre de interpretar la voluntad de Dios”

Y Joaquín Navarro-Valls decía en una entrevista. "su relación especial con la oración, a la que diariamente dedicaba varias horas", "una parte fundamental de su vida", era “Uno de los rasgos de la personalidad de Juan Pablo II que más fascinaba” Y en otra al preguntársele “-¿Cómo reza el Papa?” respondía “ -A juzgar por la imagen exterior, con una intensidad de fe que explica muchas cosas de su pontificado”…

Finalmente es imposible no recordar su “paso de la vida a la vida” y aquella oración universal - que entre lágrimas y rezos se elevaba en un Magnificat de agradecimiento envolviendo la plaza San Pedro y extendiendo el eco a todos los rincones del mundo aquel primer sábado de mes vìsperas del Domingo de la Misericordia de 2005! y las palabras del entonces cardenal Joseph Ratzinger en su emotiva homilía
“ El amor de Cristo fue la fuerza dominante en nuestro amado Santo Padre; quien lo ha visto rezar, quien lo ha oído predicar, lo sabe. Y así, gracias a su profundo enraizamiento en Cristo pudo llevar un peso, que supera las fuerzas puramente humanas:
Ser pastor del rebaño de Cristo, de su Iglesia universal”.

martes, 13 de enero de 2009

13 de enero - coincidencias de fechas

A Juan Pablo II le gustaba hablar de “coincidencias” de fechas en su vida…..

El 13 de Enero de 1964 a causa del fallecimiento de Monseñor Baziak, Karol Wojtyla fue nombrado Arzobispo de Cracovia….

El 13 de enero de 1985, Juan Pablo II visitaba en Roma la parroquia de San Carlos Borromeo, su santo patrono, “apóstol del Concilio de Trento, legislador genial y solícito, reformador clarividente e inflexible”, obispo de Milán en el siglo XVI, en el periodo del Concilio de Trento, Concilio que un

13 de enero (1547) declaraba que: «Nadie puede en su vida entera evitar todos los pecados, aun los veniales » (DS 1.573). Con todo, la Virgen inmaculada, por privilegio divino, como recuerda el mismo Concilio, constituye una excepción a esa regla (cf. ib.) (El dogma de la Inmaculada concepción fue proclamado el 8 de diciembre de 1854 mediante la bula Ineffabilis Deus del Papa Pío IX )

el 13 de enero de 1987 Juan Pablo II recibia en audiencia al presidente de Polonia, el general Wojciech Jaruzelski

Hoy 13 de enero 2009 inaugura el VI Encuentro Mundial de las Familias en Mexico (ver entrada aparte).

Y si me permiten agrego esta:
El 13 de enero de 1991 la Santa Sede reconocia la independencia de Eslovenia, mi patria de origen.

VI Encuentro Mundial de las Familias

«La familia, formadora en los valores humanos y cristianos».


Hoy inaugura en México el VI Encuentro Mundial de las Familias, que “consta de tres eventos: el Congreso Teológico-Pastoral (del 13 al 16 de enero), el Encuentro Festivo y Testimonial (17 de enero) y la Eucaristía Solemne de Clausura (18 de enero)” en la Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe.

El Encuentro anterior se había realizado en Valencia 8-9 de julio 2006, con la presencia del Santo Padre Benedicto XVI.


Es responsable de la organización de estos encuentros de familias el Dicasterio del Pontificio Consejo para la Familia (antes Comité para la Familia, creado por Pablo VI en 1973.), instituido por Juan Pablo II con el Motu Proprio Familia a Deo Instituta en 1981. Al Consejo le corresponde la promoción de la pastoral y del apostolado en campo familiar, mediante la aplicación de las enseñanzas y orientaciones del Magisterio eclesiástico para ayudar a las familias cristianas a cumplir su misión educativa y apostólica” “A partir de 1994, Año de la Familia, el Dicasterio es responsable para la organización de los Encuentros Mundiales de las Familias: Roma 1994; Río de Janeiro 1997; Roma 2000 en el marco del Jubileo de las Familias; Manila 2003. El V Encuentro Mundial tendrá lugar en Valencia, España, en 2006” (Perfiles del Consejo) .

En el Angelus del pasado domingo 11 de enero el Santo Padre Benedicto XVI recordó que el VI Encuentro Mundial de Familias se desarrollará en tres momentos: el Congreso Teológico-Pastoral, con profundizacion en la temática e intercambio de experiencias; el momento de fiesta y testimonios, que hará emerger la belleza del encuentro de familias de todas partes del mundo unidas por la misma fe y el mismo compromiso, y finalmente la solemne celebración eucarística, como acción de gracias al Señor por los dones del matrimonio, de la familia y de la vida.

El Santo Padre encomendó al cardenal Secretario de Estado Tarcizio Bertone representarlo en este Encuentro de Familias en México, pero aseguro en la misma audiencia que seguirá con profundo interés el extraordinario evento acompañando con su oración y una video conferencia.

domingo, 11 de enero de 2009

EL bautismo del Señor


«Y sucedió que por aquellos días vino Jesús desde Nazaret de Galilea y fue bautizado por Juan en el Jordán. En cuanto salió del agua vio que los cielos se rasgaban y que el Espíritu, en forma de paloma, bajaba a él. Y se oyó una voz que venía de los cielos: “Tú eres mi Hijo amado, en ti me complazco”» (Mc 1, 9-11 y par.)
«Id, pues, y haced discípulos a todas las gentes bautizándolas en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo» (Mt 28, 19
).
La Iglesia celebra hoy la fiesta del Bautismo de Cristo en el Jordán .
Como de costumbre el 12 de enero de 1997, Dia del Bautismo del Señor, primer domingo despues de Epifania, SS Juan Pablo II administraba en la Capilla Sixtina el sacramento del bautismo a algunos recién nacidos: diez niñas y nueve niños, de los cuales catorce son italianos, dos polacos, uno español, uno mexicano y uno indio…. Y en su homilia explicaba los pasos de la ceremonia y su significado.

“estos niños dentro de poco recibirán ese mismo bautismo y se convertirán en miembros vivos de la Iglesia. Ante todo, serán ungidos con el óleo de los catecúmenos, signo de la suave fortaleza de Cristo, que se les da para luchar contra el mal. Luego, se derramará sobre ellos el agua bendita, signo de la purificación interior mediante el don del Espíritu Santo, que Jesús nos hizo al morir en la cruz. Inmediatamente después recibirán una segunda y más importante unción con el «crisma», para indicar que son consagrados a imagen de Jesús, el ungido del Padre. Por último, al papá de cada uno se le entregará una vela para encenderla en el cirio pascual, símbolo de la luz de la fe que los padres los padrinos y las madrinas deberán custodiar y alimentar continuamente, con la gracia vivificante del Espíritu”
Y recordaba que “cuando Jesús sale del agua, el Espíritu Santo desciende sobre él como una paloma y, tras abrirse el cielo, desde lo alto se oye la voz del Padre: «Tú eres mi Hijo amado, en ti me complazco» (Mc 1, 11). Por tanto, el acontecimiento del bautismo de Cristo no es sólo revelación de su filiación divina sino también, al mismo tiempo revelación de toda la santísima Trinidad: el Padre --la voz de lo alto-- revela en Jesús al Hijo unigénito consustancial con él, y todo esto se realiza en virtud del Espíritu Santo que bajo la forma de paloma desciende sobre Cristo, el consagrado del Señor”
No dejen de visitar este precioso comentario Lugar del Bautismo del Señor del blog Sacerdote en Tierra Santa.
Invito visitar mi entrada del año pasado Bautismo en la Capilla Sixtina

sábado, 10 de enero de 2009

Bendición apostólica en Wadowice


De mi primer viaje a Polonia en 2005 me traje un precioso recuerdo…
Imparto mi bendición apostólica a todos aquellos que visiten la casa de Juan Pablo II en Wadowice..”
Juan Pablo II

Vaticano, 11 de enero 1998

Quien quiera leer de mis vivencias en Wadowice, alli donde el 18 de mayo de 1920 nació Karol Wojtyla, le invito visitar la pagina web que armé despues de mi viaje y fui completando en el 2006 y 2007.

Tierra Santa – Por el respeto del otro


El tema para la Jornada mundial de la paz 2002 habia sido
"No hay paz sin justicia, no hay justicia sin perdón"
y en la homilía de la Santa Misa el 1 de enero 2002 en clara referencia a los conflictos existentes SS Juan Pablo II había expresado
Justicia y perdón: estos son los dos "pilares" de la paz…. Entre justicia y perdón no hay contraposición, sino complementariedad, porque ambos son esenciales para la promoción de la paz. En efecto, esta, mucho más que un cese temporal de las hostilidades, es una profunda cicatrización de las heridas abiertas que rasgan los corazones. Sólo el perdón puede apagar la sed de venganza y abrir el corazón a una reconciliación auténtica y duradera entre los pueblos”.

Dirigía su llamamiento ante todo “a cuantos creen en Dios, en particular a las tres grandes religiones que descienden de Abraham, judaísmo, cristianismo e islam, llamadas a rechazar siempre con firmeza y decisión la violencia

EL 10 de enero de 2002 el Santo Padre Juan Pablo II dirigièndose al cuerpo diplomático acreditado ante la Santa Sede les hablaba de Belén y de la luz de Navidad y se refirió al conflicto en los Santos Lugares…alli donde “nuestro Redentor vio la luz…..pero la luz que emana de la gruta de Belén ilumina también, y de modo implacable, las ambigüedades y los fracasos de nuestras iniciativas... Nadie puede permanecer insensible ante la injusticia de la que es víctima el pueblo palestino desde hace más de cincuenta años. Nadie puede negar el derecho del pueblo israelí a vivir en la seguridad. Pero nadie puede olvidar tampoco a las víctimas inocentes que, de una parte y de otra, caen todos los días bajo los golpes y los tiros..... Unos contra otros, los Israelíes y los Palestinos no ganarán la guerra. Los unos con los otros, pueden ganar la paz”.
Esta Navidad nos hemos encontrado con una nueva escalada del mismo conflicto en esta cruel realidad de “ violencia, odio y desconfianza” que no contempla perdones en la dolorosa franja de Gaza, “ donde la humanidad misma esta en juego…y ha habido pocos avances en la empresa de tender puentes entre palestinos e israelíes
El 28 de diciembre Fiesta de la Sagrada Familia el Santo Padre Benedicto XVI despues del Angelus agregaba un Llamamiento en favor de la paz en Tierra Santa e imploraba el "final de esa violencia, que es preciso condenar en todas sus manifestaciones, y el restablecimiento de la tregua en la franja de Gaza" ; pedia "gestos de humanidad y de sensatez en todos los que tienen responsabilidad en la situación" y terminaba con esta breve oracion:
Encomendemos a Jesús, Príncipe de la paz, nuestra ferviente oración por estas intenciones, y digámosle a él, a María y a José: "¡Oh familia de Nazaret, experta en sufrir, da al mundo la paz!". Dala hoy sobre todo a Tierra Santa.
Invito acompañemos al Santo Padre en sus ruegos.

viernes, 9 de enero de 2009

El camino de la salvación abierto a todos

De la Carta Encíclica Veritatis Splendor de SS Juan Pablo II

La Iglesia sabe que la cuestión moral incide profundamente en cada hombre; implica a todos, incluso a quienes no conocen a Cristo, su Evangelio y ni siquiera a Dios. Ella sabe que precisamente por la senda de la vida moral está abierto a todos el camino de la salvación, como lo ha recordado claramente el Concilio Vaticano II:
“Los que sin culpa suya no conocen el Evangelio de Cristo y su Iglesia, pero buscan a Dios con sincero corazón e intentan en su vida, con la ayuda de la gracia, hacer la voluntad de Dios, conocida a través de lo que les dice su conciencia, pueden conseguir la salvación eterna”·. Y prosigue “Dios, en su providencia, tampoco niega la ayuda necesaria a los que, sin culpa, todavía no han llegado a conocer claramente a Dios, pero se esfuerzan con su gracia en vivir con honradez. La Iglesia aprecia todo lo bueno y verdadero que hay en ellos, como una preparación al Evangelio y como un don de Aquel que ilumina a todos los hombres para que puedan tener finalmente vida
” (*)
(*) Const. Dogm. Sobre la Iglesia Lumen gentium, 16)

jueves, 8 de enero de 2009

La verdad, fuerza de la paz


LA VERDAD, FUERZA DE LA PAZ

Del Mensaje de SS Juan Pablo II Jornada Mundial de la Paz 1 de enero 1980

“ 4. Promover la verdad como fuerza de la paz, es emprender un esfuerzo constante para no utilizar nosotros mismos, aunque fuese para el bien, las armas de la mentira. La mentira puede deslizarse solapadamente en todas partes. Para mantener establemente la sinceridad, la verdad con nosotros mismos, hace falta un esfuerzo paciente, decidido, para buscar y encontrar la verdad superior y universal acerca del hombre, a la luz de la cual podremos valorar las diversas situaciones, y a la luz de la cual nos juzgaremos en primer lugar a nosotros mismos y nuestra propia sinceridad. Es imposible instalarse en la duda, la sospecha, el relativismo escéptico sin deslizarse rápidamente en la insinceridad y en la mentira. La paz, he dicho más arriba, está amenazada, cuando reina la incertidumbre, la duda y la sospecha, y la violencia sale ganando. ¿Queremos verdaderamente la paz? Entonces tenemos que ahondar bastante más en nosotros mismos para encontrar las zonas donde, más allá de las divisiones que constatamos en nosotros y entre nosotros, podamos reforzar la convicción de que los dinamismos constitutivos del hombre, el reconocimiento de su verdadera naturaleza, le llevan al encuentro, al respeto mutuo, a la fraternidad y a la paz. Esta laboriosa búsqueda de la verdad objetiva y universal sobre el hombre, creará, con su acción y sus resultados, hombres de paz y diálogo, a la vez fuertes y humildes con una verdad, a la que se darán cuenta de deber servir, y no servirse de ella para intereses de parte.”

miércoles, 7 de enero de 2009

Karol Wojtyla II adorador de Dios


…“Recuerdo que un día, mi padre me dio un libro de oraciones en el que se encontraba la Oración al Espíritu Santo. Me dijo que la rezara cada día. Por eso, desde aquel momento, procuro hacerlo. Entonces comprendí por primera vez qué significan las palabras de Cristo a la samaritana sobre los verdaderos adoradores de Dios, sobre los que Lo adoran en Espíritu y verdad (Jn 4,23). Después en mi camino hubo muchas etapas. Antes de entrar en el seminario, me encontré a un laico llamado Jan Tyranowski, que era un verdadero místico. Aquel hombre, que considero un santo, me dio a conocer a los grandes místicos españoles, y especialmente, a san Juan de la Cruz. Aun antes de entrar en el seminario clandestino leía sus obras, en particular las poesías. Para poderlo leer en el original estudié la lengua española….
Pienso sin embargo, que tuvieron un papel esencial las palabras de mi padre, porque me orientaron a que fuera un verdadero adorador de Dios, me orientaron a a que procurara pertenecer a Sus verdaderos adoradores, a aquellos que Le adoran en Espíritu y verdad. Encontré la Iglesia como comunidad de salvación. Gradualmente comprendí el significado de la redención obrada por Cristo, y en consecuencia, el significado de los Sacramentos, en particular de la Santa Misa. Comprendí a que precio hemos sido redimidos…”

Juan Pablo II “Cruzando el umbral de la Esperanza” Cap. 21 p. 148, Plaza & Janes, Editores,1994)

martes, 6 de enero de 2009

"Hemos venido a adorarle" (Mt 2,2)

"Hemos venido a adorarle" (Mt 2,2)
(Lema de Juan Pablo II para su ultima JMJ – la XX celebrada en Colonia)

Celebramos hoy a Cristo, luz del mundo, y su manifestación a las naciones….Así, aquella luz, aun siendo pequeña cuando apareció en la tierra, se proyectaba con fuerza en los cielos. El nacimiento del Rey de los judíos había sido anunciado por una estrella que se podía ver desde muy lejos…” […].
"De Jacob avanza una estrella, un cetro surge de Israel" (Nm 24, 17), había anunciado el vidente pagano Balaam, llamado a maldecir al pueblo de Israel y que, al contrario, lo bendijo porque, como Dios le reveló, "ese pueblo es bendito" (Nm 22, 12). […]
La llegada de los Magos de Oriente a Belén, para adorar al Mesías recién nacido, es la señal de la manifestación del Rey universal a los pueblos y a todos los hombres que buscan la verdad. Es el inicio de un movimiento opuesto al de Babel: de la confusión a la comprensión, de la dispersión a la reconciliación. Por consiguiente, descubrimos un vínculo entre la Epifanía y Pentecostés: si el nacimiento de Cristo, la Cabeza, es también el nacimiento de la Iglesia, su cuerpo, en los Magos vemos a los pueblos que se agregan al resto de Israel, anunciando la gran señal de la "Iglesia políglota" realizada por el Espíritu Santo cincuenta días después de la Pascua. […].
"Espesa nube cubre a los pueblos" y nuestra historia. En efecto, no se puede decir que la globalización sea sinónimo de orden mundial; todo lo contrario. Los conflictos por la supremacía económica y el acaparamiento de los recursos energéticos e hídricos, y de las materias primas, dificultan el trabajo de quienes, en todos los niveles, se esfuerzan por construir un mundo justo y solidario.
Es necesaria una esperanza mayor, que permita preferir el bien común de todos al lujo de pocos y a la miseria de muchos.

"Esta gran esperanza sólo puede ser Dios, (...)

pero no cualquier dios, sino el Dios que tiene un rostro humano" (Spe salvi, 31), el Dios que se manifestó en el Niño de Belén y en el Crucificado Resucitado”.
(de la homilía del Santo Padre Benedicto XVI en la solemnidad de la Epifania del Señor 6 de enero 2008)

Invito visitar el muy interesante blog dedicado a la historia del arte del español Gonzalo Durán (de alli tome ;) la fotografia de la pintura de GENTILE DA FABRIANO. Adoración de los Magos (1423). Galería Uffizi, Florencia)
Invito tambien visitar mi entrada Mensaje de Juan Pablo II para la JMJ XX 2005 en Colonia..

lunes, 5 de enero de 2009

Sínodo de Cracovia (2) - clave al episcopado de Karol Wojtyla



La implementación local del Vaticano II fue pieza clave en el episcopado de Karol Wojtyla.
Para llevar el Concilio a todas las parroquias e instituciones de su arquidiócesis, lanzo un sínodo diocesano, un sínodo pastoral con una duración de siete años cuyo propósito era reproducir la experiencia del Concilio y brindar a los fieles de la arquidiócesis la oportunidad de leer y analizar los documentos del Concilio.
Como el Sínodo de Cracovia finalizaría al celebrarse el 900 aniversario de la muerte de San Estanislao, el obispo-mártir de la ciudad, el cardenal Wojtyla les daba oportunidad a sacerdotes y fieles que comprendieran el Vaticano II como un Concilio en continuidad con la antigua herencia de la Iglesia, un Concilio fuente de información y actualización. Se organizaron cientos de grupos de discusión, formados por intelectuales y trabajadores, clero y laicos, en un esfuerzo mancomunado por leer el Concilio como un todo integral: como una respuesta católica completa a las preguntas del mundo moderno acerca del significado de la existencia humana, y como respuesta evangélica a la crisis del humanismo de finales del siglo 20.

El Sínodo de Cracovia conformó años de oración, estudio, debates y reflexiones que precedieron el planeamiento de un programa concreto: contrapuesto al esquema de gran parte de Europa occidental y Estados Unidos, donde los planes de implementación a menudo fueron diseñados antes que nadie siquiera tuviese oportunidad de pensar en la revolución Conciliar y su relación con la tradición de la Iglesia. El Sínodo de Cracovia formó nuevas comunidades y facilito una experiencia intensa y profunda de la communio de la Iglesia: lo cual, según Wojtyla, era un paso esencial hacia la implementación programada del Vaticano II.

Como resultado de esta vasta iniciativa, probablemente sin paralelo en el mundo católico, en Cracovia no se presentó ni el Lefebrismo ni la secularización que acompaño la recepción del Concilio en muchos países occidentales.

Tomado y traducido del articulo “Prepared to lead” de George Weigel, publicado por Catholic Education Resource Center

Invito ver mi entrada anterior El Sinodo de Cracovia

domingo, 4 de enero de 2009

Oración por los blogeros


Breve oración por todos aquellos que en sus blogs siembran la Buena Nueva mediante este maravilloso mundo de la tecnología; por todos los lectores y para aquellos que no lo son porque no les interesan las cosas de Dios, para que también ellos encuentren el verdadero Camino:

(texto parcial tomado de la lectura de la carta del apóstol san Pablo a los cristianos de Éfeso – 2da lectura de hoy 2do domingo después de Navidad)

“doy gracias sin cesar por ustedes, recordándolos siempre en mis oraciones. Que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de la gloria, les conceda un espíritu de sabiduría y de revelación que les permita conocerlo verdaderamente. Que Él ilumine sus corazones, para que ustedes puedan valorar la esperanza a la que han sido llamados, los tesoros de gloria que encierra su herencia entre los santos”.

Primer domingo del año - Jesús verdadero Dios y verdadero hombre

dibujo original Hna Pavla Bajec 1. En este primer domingo del nuevo año, el segundo después de la Navidad, la liturgia vuelve a proponer a nuestra meditación la estupenda página del prólogo del evangelio de san Juan. "Al principio -escribe- era el Verbo..." (Jn 1, 1). El término griego es "Logos", pero en la mente del Apóstol se trata de una referencia a la "Sabiduría", que en el Antiguo Testamento es personificada como reguladora del cosmos y de la historia. "...Y el Verbo estaba en Dios, y el Verbo era Dios... Todas las cosas fueron hechas por él" (Jn 1, 1. 3).
2. Sin embargo, la afirmación sorprendente es esta: "El Verbo se hizo carne, y habitó entre nosotros" (Jn 1, 14). Precisamente san Juan, que fija la mirada de la fe en el origen divino de Cristo, insiste con fuerza en la realidad de su encarnación. Junta dos términos aparentemente incompatibles: "Verbo" y "carne". ¡Sí! Jesús es verdadero Dios y verdadero hombre. Es el Hijo unigénito de Dios, a quien san Juan y los demás Apóstoles "vieron", "oyeron" y "tocaron" (cf. 1 Jn 1, 1-3). En su humanidad, habita toda la plenitud de la divinidad (cf. Col 2, 9).

3. Queridos hermanos, guiados por el evangelista san Juan, acerquémonos al misterio del Niño de Belén, en quien Dios ha revelado plenamente su rostro. Contemplemos en silencio, juntamente con la Virgen María, al Verbo eterno, que por nosotros se hizo niño. A cuantos creen en su nombre, hoy como entonces, les da el "poder de hacerse hijos de Dios" (cf. Jn 1, 12). ¡Este es el misterio y el don de la Navidad!

sábado, 3 de enero de 2009

La virtud de la fortaleza


En la Audiencia General del 15 de noviembre de 1978, continuando con las catequesis acerca de las virtudes cardinales, el Santo Padre Juan Pablo II hablo de la virtud de la fortaleza.

“¿A quién tenemos nosotros por hombre fuerte, hombre valiente? - Preguntaba – al soldado que defiende la patria… o quien expone la propia vida por salvar a alguno que está a punto de ahogarse, o quien presta ayuda en las calamidades naturales: incendios, inundaciones, etc. Y hacia referencia a San Carlos, su santo Patrono, “que durante la peste de Milán seguía ejerciendo el ministerio pastoral entre los habitantes de dicha ciudad” , o “los hombres que escalan las cimas del Everest y los astronautas, que pusieron el pie en la luna por vez primera”.

Pero no olvidaba “otros ejemplos poco conocidos en general pero que atestiguan una virtud grande, a veces incluso heroica. Pienso por ejemplo en una mujer, madre de familia ya numerosa, a la que muchos “aconsejan” que elimine la vida nueva concebida en su seno y se someta a una “operación” para interrumpir la maternidad; y ella responde con firmeza: “¡no!”. Ciertamente que cae en la cuenta de toda la dificultad que este “no” comporta: dificultad para ella, para su marido, para toda la familia; y sin embargo, responde: “no”. La nueva vida humana iniciada en ella es un valor demasiado grande, demasiado “sacro”, para que pueda ceder ante semejantes presiones”.

Y el “hombre al que se promete la libertad y hasta una buena carrera, a condición de que reniegue de sus principios o apruebe algo contra su honradez hacia los demás. Y también éste contesta “no”, incluso a pesar de las amenazas de una parte y los halagos de otra. ¡He aquí un hombre valiente!”

El miedo quita a veces el coraje cívico a hombres que viven en clima de amenaza, opresión o persecución. Así, pues, tienen valentía especial los hombres que son capaces de traspasar la llamada barrera del miedo, a fin de rendir testimonio de la verdad y la justicia. Para llegar a tal fortaleza el hombre debe “superar” en cierta manera los propios límites y “superarse” a sí mismo, corriendo el “riesgo” …. Para alcanzar tal fortaleza, el hombre debe estar sostenido por un gran amor a la verdad y al bien a que se entrega. La virtud de la fortaleza camina al mismo paso que la capacidad de sacrificarse
Quería rendir homenaje decía a tantos “valientes desconocidos. “A todos los que tienen el valor de decir “no” o “sí” cuando ello resulta costoso. A los hombres que dan testimonio singular de dignidad humana y humanidad profunda”.

La virtud de la fortaleza requiere siempre una cierta superación de la debilidad humana y, sobre todo, del miedo…¡Tenemos necesidad de hombres fuertes! Tenemos necesidad de fortaleza para ser hombres. En efecto, hombre verdaderamente prudente es sólo el que posee la virtud de la fortaleza, del mismo modo que hombre verdaderamente justo es sólo el que tiene la virtud de la fortaleza.”

La fortaleza segun el Catecismo de la Iglesia Catolica – Las virtudes

1805 Cuatro virtudes desempeñan un papel fundamental. Por eso se las llama ‘cardinales’; todas las demás se agrupan en torno a ellas. Estas son la prudencia, la justicia, la fortaleza y la templanza. ‘¿Amas la justicia? Las virtudes son el fruto de sus esfuerzos, pues ella enseña la templanza y la prudencia, la justicia y la fortaleza’ (Sb 8”,.
1808 La fortaleza – dice el Catecismo de la Iglesia Católica (1808 – “es la virtud moral que asegura en las dificultades la firmeza y la constancia en la búsqueda del bien. Reafirma la resolución de resistir a las tentaciones y de superar los obstáculos en la vida moral. La virtud de la fortaleza hace capaz de vencer el temor, incluso a la muerte, y de hacer frente a las pruebas y a las persecuciones. Capacita par ir hasta la renuncia y el sacrificio de la propia vida por defender una causa justa. “Mi fuerza y mí cántico es el Señor” (Sal 118, 14. “en el mundo tendréis tribulación. Pero ¿Ánimo! Yo he vencido al mundo (Jn 16,33)”

Invito visitar mis entradas anteriores:

viernes, 2 de enero de 2009

« Para lograr la paz, educar a la paz ».


4. En el Mensaje para la Jornada Mundial de la Paz del 1o de enero de 1979 dirigía ya este llamamiento: « Para lograr la paz, educar a la paz ». Esto es hoy más urgente que nunca porque los hombres, ante las tragedias que siguen afligiendo a la humanidad, están tentados de abandonarse al fatalismo, como si la paz fuera un ideal inalcanzable.

La Iglesia, en cambio, ha enseñado siempre y sigue enseñando una evidencia muy sencilla: la paz es posible. Más aún, la Iglesia no se cansa de repetir: la paz es necesaria. Ésta se ha de construir sobre las cuatro bases indicadas por el Beato Juan XXIII en la Encíclica Pacem in terris: la verdad, la justicia, el amor y la libertad. Se impone, pues, un deber a todos los amantes de la paz: educar a las nuevas generaciones en estos ideales, para preparar una era mejor para toda la humanidad.”

jueves, 1 de enero de 2009

Cuba “festeja” el 50ª aniversario de su revolución


Hoy Cuba “festeja” el 50ª aniversario de su revolución. No puedo dejar de pensar en el encuentro de Fidel Castro con Juan Pablo II; y en la visita del Santo Padre a Cuba.

Por eso mi pequeña oración de hoy por Cuba y los cubanos:
(de la 1ra Lectura de hoy 1ro de Enero – Lectura del libro de los Números)

Que el Señor te bendiga y te proteja.
Que el Señor haga brillar su rostro sobre ti y te muestre su gracia.
Que el Señor te descubra su rostro y te conceda la paz”.

Invito visitar mis entradas anteriores:

Combatir la pobreza, construir la paz

foto : El misionero Pedro Opeka entre sus queridos malgaches en Madagascar
para la Jornada Mundial de la Paz 1ro de enero 2009


Mi venerado predecesor Juan Pablo II, en el Mensaje para la Jornada Mundial de la Paz de 1993 , subrayó ya las repercusiones negativas que la situación de pobreza de poblaciones enteras acaba teniendo sobre la paz. En efecto, la pobreza se encuentra frecuentemente entre los factores que favorecen o agravan los conflictos, incluidas la contiendas armadas. Estas últimas alimentan a su vez trágicas situaciones de penuria. «Se constata y se hace cada vez más grave en el mundo –escribió Juan Pablo II– otra seria amenaza para la paz: muchas personas, es más, poblaciones enteras viven hoy en condiciones de extrema pobreza. La desigualdad entre ricos y pobres se ha hecho más evidente, incluso en las naciones más desarrolladas económicamente. Se trata de un problema que se plantea a la conciencia de la humanidad, puesto que las condiciones en que se encuentra un gran número de personas son tales que ofenden su dignidad innata y comprometen, por consiguiente, el auténtico y armónico progreso de la comunidad mundial» del […].

8. Una de las vías maestras para construir la paz es una globalización que tienda a los intereses de la gran familia humana[8]. Sin embargo, para guiar la globalización se necesita una fuerte solidaridad global[9], tanto entre países ricos y países pobres, como dentro de cada país, aunque sea rico. Es preciso un «código ético común»[10], cuyas normas no sean sólo fruto de acuerdos, sino que estén arraigadas en la ley natural inscrita por el Creador en la conciencia de todo ser humano (cf. Rm 2,14-15). Cada uno de nosotros ¿no siente acaso en lo recóndito de su conciencia la llamada a dar su propia contribución al bien común y a la paz social? […]

Maria Madre de Dios


Hoy celebramos a Santa Maria Madre de Dios.


…“Así pues, al proclamar a María «Madre de Dios», la Iglesia desea afirmar que ella es la «Madre del Verbo encarnado, que es Dios». Su maternidad, por tanto, no atañe a toda la Trinidad, sino únicamente a la segunda Persona, al Hijo, que, al encarnarse, tomó de ella la naturaleza humana.
La maternidad es una relación entre persona y persona: una madre no es madre sólo del cuerpo o de la criatura física que sale de su seno, sino de la persona que engendra. Por ello, María, al haber engendrado según la naturaleza humana a la persona de Jesús, que es persona divina, es Madre de Dios.
4. Cuando proclama a María «Madre de Dios», la Iglesia profesa con una única expresión su fe en el Hijo y en la Madre. Esta unión aparece ya en el concilio de Éfeso; con la definición de la maternidad divina de María los padres querían poner de relieve su fe en la divinidad de Cristo. A pesar de las objeciones, antiguas y recientes, sobre la oportunidad de reconocer a María ese título, los cristianos de todos los tiempos, interpretando correctamente el significado de esa maternidad, la han convertido en expresión privilegiada de su fe en la divinidad de Cristo y de su amor a la Virgen….


Invito visitar Directorio Franciscano La Virgen Maria, Madre de Dios

Y Maria Madre de Dios de Corazones. Org.