Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

sábado, 9 de febrero de 2008

Juan Pablo II y El Salvador 1996 - con los catequistas y despedida

El encuentro del Santo Padre Juan Pablo II con los catequistas el 8 de febrero de 1996 tuvo lugar en la plaza de la Catedral. En su discurso no dejo de mencionar a Monseñor Luis Chávez, prelado modelo de virtudes; a Monseñor Óscar Arnulfo Romero, brutalmente asesinado mientras ofrecía el sacrificio de la Misa y ante cuya tumba rezaría, y Monseñor Arturo Rivera Damas, que habia trabajado incansablemente por la paz, junto a los demas Obispos de El Salvador.
Les hablo del Sermón de la Montaña y de las bienaventuranzas que constituyen la clave para comprender la moral evangélica y nos abren un horizonte nuevo con relación a la vida y a la conducta humana. Les recordaba que en ese momento histórico recobraba su plena actualidad el mensaje de las bienaventuranzas que, como apóstoles, tenéis que hacer presente todos los Apostoles : Obispos, sacerdotes, religiosos y religiosas. tuvo palabras especiales para los jovenes, canto a la vida y a la esperanza para la patria salvadoreña, empeñada en buscar nuevos caminos de fraternidad y de paz en la justicia y en la solidaridad cristiana. Les pidio que se esforzaran por seguir participando en la vida de la Iglesia y en construir una Patria reconciliada en la justicia y el amor!
Invocando la protección de la Madre del Salvador y Reina de la Paz, les impartió la bendición.

Y mas tarde partiría, el mismo dia que habia llegado.
En la ceremonia de despedida expreso que habia “vivido una densa jornada con el Pueblo de Dios que peregrina en las bellas tierras de El Salvador, lo cual ha dejado en mí una profunda huella. Me llevo el recuerdo de los rostros de tantas personas, llenos de fe y esperanza, que he podido contemplar a lo largo de este día en los lugares que el intenso programa me ha con sentido visitar. Me habéis brindado una cordial hospitalidad, expresión genuina del alma salvadoreña, pero sobre todo quiero resaltar que he podido compartir con vosotros profundos momentos de oración y de reflexión en la Santa Misa, en el encuentro con los jóvenes y en la visita a la Catedral Metropolitana. Agradecía a todos los que habian colaborado en la realización de esta nueva Visita. Habia venido a confirmaros en la fe, a impulsar la nueva evangelización y a dejaros un mensaje de paz y reconciliación en Cristo y partia con una gran gran confianza en el futuro de esta amada tierra; vivid a la luz de la fe, con el vigor de la esperanza y la generosidad del amor fraterno, sabiendo que, hoy y siempre, Dios os ama!

Saludo del Santo Padre Juan Pablo II a los catequistas en la Plaza de la Catedral de San Salvador 8 de febrero 1996

Ceremonia de despedida en el Aeropuerto Internacional «Ilopango» de San Salvador (8 de febrero de 1996)

La Prensa Gráfica – Especial Juan Pablo II – comentarios y audios de su visita a El Salvador

Conferencia Episcopal de El Salvador

No hay comentarios: