Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

jueves, 28 de febrero de 2008

Memoria e Identidad


El 24 de febrero de 2005 se presentaba en Roma "Memoria e identidad"el quinto y póstumo libro del Papa más escritor de la historia, Juan Pablo II, que ya habia publicado su autobiografía «¡Levantaos!, ¡Vamos!», «Cruzando el umbral de la esperanza» , «Don y misterio» y el libro de poemas «Tríptico Romano».

Ese nuevo libro surgía a partir de las conversaciones que Juan Pablo II mantuviera con dos profesores polacos de filosofía política, Josef Tishner y Krystof Michalski.
El Dr. Joaquin Navarro-Valls, entonces portavoz del Santo Padre, definió el libro como «de filosofía política» y una reflexión sobre la vida moderna y las relaciones entre cultura, civilización y religión”. Agregaba Navarro-Valls “En su libro, Juan Pablo II no reflexiona sobre el mal cósmico, es decir, sobre las catástrofes o tragedias, sino sobre el mal que deriva del comportamiento humano”… “Se puede decir -añadió- que se trata de un libro de teología de la historia. El Papa no quiere intuir o determinar el lugar que ocupan los eventos en el plan divino, y ni siquiera descifrar los caminos de la Providencia. Cuando escribe sobre las ideologías del mal, el nacionalsocialismo y el comunismo, busca las raíces de las mismas y de los regímenes a los que dieron origen. Asimismo, hace una reflexión teológica y filosófica acerca de cómo la presencia del mal muchas veces termina siendo una invitación a hacer el bien”.....“las últimas páginas, en las que se describe el atentado del 13 de mayo de 1981, “no son un simple añadido, aunque el estilo es diverso del resto del libro; tienen el tono de quien habla de una experiencia vivida. El Papa abre su corazón y explica cómo ha vivido y como vive este mal”.

Y al presentar el libro en Madrid el cardenal Antonio Maria Rouco Varela expresó que " en este libro Juan Pablo II vertebra la historia de Europa en el siglo XX desde la dialéctica del bien y del mal…. es un cruce de planos de la interpretación de la historia de Polonia y Europa con la historía del catolicismo en Europa que invita a la reflexión sobre el futuro de este continente. A su juicio este libro contribuye a entender la historia y el destino del hombre y a interpretar la historia de Europa y de la Iglesia católica en el siglo XX.

Pocas semanas después de la publicación Sandro Magister decía que Juan Pablo II estaba “vivenciando el cuarto canto del Siervo de Dios, capitulo 53 del profeta Isaias "sin gracia ni belleza…. «Maltratado, voluntariamente se humillaba y no abría boca; como un cordero llevado al matadero» (s 53,7). Ese silencio público la noche del Viernes Santo, en la cuarta estación del Via Crucis, seguia siendo palabra elocuente que nos referia al evangelio de la Pasion. “He aquí el hombre”, decia Pilatos señalandole a la multitud a un Jesus flagelado y mudo. El hombre Karol Wojtyla se mostraba al mundo como era, también él desfigurado y enmudecido. Era su testamento. Su testamento personal como lo era “Memoria e identidad”.

De "Memoria e Identidad"
«El mal es siempre la ausencia de un bien que un determinado ser debería tener, es una carencia. Pero nunca es ausencia absoluta del bien. Cómo nazca y se desarrolle el mal en el terreno sano del bien, es un misterio. También es una incógnita esa parte de bien que el mal no ha conseguido destruir y que se difunde a pesar del mal, creciendo incluso en el mismo suelo. (...)

Invito visitar: Juan Pablo II – Memoria e Identidad, conversaciones al filo de dosmilenios, traducción de Bogdan Piotrowski.
Comentario sobre Memoria e identidad de la Capellania de la Universidad de Piura

4 comentarios:

alejandra dijo...

el blog es maravilloso sobre todo a los q profesamos un amor eterno a karol,solamente dios podria haber estado a su lado sin otra razon no se explica su vida, un milagro esos son nuestros angeles.....

Ljudmila dijo...

Gracias Alejandra por tus palabras. Juan Pablo II fue un regalo divino para la Iglesia y todo el mundo. Habiendolo descubierto quizas un poco tarde me siento aún más responsable en hacer conocer sus enseñanzas. Un abrazo.

Radio Tepeyac dijo...

Yo me considero de la generación del Pontificado de Juan Pablo II; sabía que íbamos a extrañarlo cuando partiera al Cielo; y hoy, con esta reflexión que nos hace en "Memoria e Identidad", prácticamente nos reitera el camino para regresar a nuestro Padre Dios... Así de bueno es nuestro amado Juan Pablo II.

Ljudmila dijo...

Hola y muchas gracias por la visita. Claro que lo extrañamos, pero nos dejo un magisterio riquisimo para seguir investigando e instrucciones precisas para seguir colaborando con la Iglesia, nuestra Madre y Maestra. Un abrazo. Ljudmila