Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

domingo, 11 de noviembre de 2007

Beatificación Ceferino Namuncurá


Juan Pablo II hoy mira desde su ventana en el cielo hacia la Argentina y recuerda con entrañable sonrisa sus años en Cracovia, tan cercano a los Padres Salesianos de su parroquia en Debniki y a su amigo Jan Tyranowski…
Hoy es beatificado en Chimpay, Provincia de Rio Negro, Argentina, lugar donde nació, Ceferino Namuncurá, “lirio” de la Patagonia, joven santo hijo del cacique indígena Manuel Namuncurá. Nacido el 26 de agosto de 1886 , fue bautizado dos años mas tarde por el misionero salesiano Domingo Milanesio y fue educado en colegios Salesianos, donde descubrió su vocación : queria ser sacerdote para llevar a la gente de su raza el mensaje del Evangelio. Apoyado por quien lo “descubrió” Monseñor Cagliero, (así como el cardenal Sapieha habia “descubierto” al joven Karol Wojtyla en su parroquia natal de Wadowice) considerando su frágil salud decide llevarlo a estudiar a Italia, creyendo que el cambio de clima lo beneficiaría. No fue así y a menos de un año de estudios Ceferino falleció. Sus restos fueron repatriados en mayo de 1924 y descansan en Fortín Mercedes, Provincia Buenos Aires.
Juan Pablo II lo recordó en su segunda visita a la Argentina en abril de 1987, cuando pronunció un discurso en el aeropuerto de Viedma sobre “La nueva evangelización” dirigiendo unas palabras, en su lengua, al pueblo mapuche.
La ceremonia de beatificación es presidida por el Secretario de Estado del Vaticano, cardenal Tarcisio Bertone (de la orden Salesiana), concelebrada por el presidente del episcopado y arzobispo de Buenos Aires, cardenal Jorge Mario Bergolio, y el obispo de Viedma, monseñor Esteban Laxague entre otros
Pidamos al nuevo beato Ceferino, joven hijo fiel de la Iglesia, que interceda ante el Señor para que suscite muchas y santas vocaciones y fortalezca a todos aquellos que ya han elegido el camino y continúen así su sueño. La Argentina lo necesita y el mundo también.

Uniendo dos razas, lirio de Chimpay
Corazón mapuche, puente sobre el mar,
Hermano del viento, hermano del sol,
Hermano de todos, fiel hijo de Dios.

No hay comentarios: