Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

sábado, 17 de noviembre de 2007

San Rafael Kalinowski (1835-1907)

-«¿Qué haces aquí, Elías? Sal y ponte de pie en el monte ante el Señor »

En solemne ceremonia beatificado por Juan Pablo II (conjuntamente con Fray Albert Chmielowski) el 22 de junio de 1983 en Cracovia (Polonia) y , “proclamado santo de la Iglesia de Cristo” en Roma el 17 de noviembre de 1991, en el año del IV Centenario de la muerte de San Juan de la Cruz, doctor de la Iglesia.

Rafael (Rafael de san José) Kalinowski, nació en Vilna el 1 de septiembre de 1835, de óptima educación familiar y profesional, ejerció como ingeniero, profesor, capitán de ejército y ministro. Patriota de alma fué arrestado y condenado a muerte por adherirse a la insurrección polaca en 1863, conmutada la pena fué deportado a Siberia y condenado a trabajos forzados. Una vez liberado y habiéndosele prohibido permanecer en su tierra, viajo por varios países de Europa. Se acercó a la experiencia de la “noche oscura” antes de iniciar el camino de su vocación y ser “conquistado por Cristo”. A los 42 años ingresó en el Carmelo Teresiano. Fue ordenado sacerdote en Czerna, cerca de Cracovia, en 1882. Organizador de la vida carmelitana y formador de varias generaciones de carmelitas restauró en Polonia la Orden. Se dedicó sobre todo al ministerio de la confesión, en la dirección espiritual y “colmado de celo por el Señor, Dios de los ejércitos” trabajó ardientemente por la unidad de la Iglesia. Devotísimo de la Virgen hizo florecer en Polonia la Orden del Carmelo Teresiano. Los jóvenes fueron el centro de su atención, convencido que hay que invertir en la juventud, buscó la formación integral del ser humano y allí desde la colina donde estaba el monasterio carmelita de Wadowice, recibía los habitantes de cerca y de lejos difundiendo la devoción al escapulario de la Virgen del Carmen, escapulario que tambien recibiera y llevara toda su vida, Karol Wojtyla; alli - admitió en Don y Misterio - “se formó su devoción mariana durante los años de la infancia y adolescencia”



El Carmelo Teresiano recuerda este año el centenario de su nacimiento, el Año de San Rafael Kalinowski .

Quien pase por Wadowice y quiera alojarse allí encontrará toda la paz concentrada en el lugar del peregrino anexo al convento y al Santuario de San Jose.

Fuente: varios sitios de la Orden carmelitana y los marcados en el texto.

4 comentarios:

Luis dijo...

Estimada Ljudmila
admirado y gratificado cada dia con todo lo que publica sobre Juan Pablo II.
Es como ir descubriendo un tesoro de la fe.
bendiciones
Luis

Ljudmila dijo...

Gracias Luis de corazón por visitar el blog que voy hilvanando con muchisimo cariño y agradecimiento a Juan Pablo II.

Jesús Sanz Rioja dijo...

No es nada fácil la tarea. Tomo nota de este gran santo, que no conocía.

Ljudmila dijo...

Es verdad Jesús, la tarea no es fácil y voy aprendiendo mucho, muchisimo. Gracias por visitar el blog.