Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

domingo, 18 de noviembre de 2007

“Perdonamos y pedimos perdón”.

(escrito con mucho cariño pensando en mis amigas polacas Jola y Karolina y en mi amiga alemana Petra)


Con la carta del 18 de noviembre de 1965, dirigida a los obispos alemanes, en cuya redacción habia participado activamente el Arzobispo Karol Wojtyla, y que fue dada a conocer antes de la clausura del Concilio Vaticano II, la Iglesia de Polonia se preparaba a celebrar su primer Milenio de Cristianismo en 1966.

En un gesto que emanaba el espiritu del Concilio, el documento, preparado en consulta con los obispos alemanes, terminaba diciendo “Perdonamos y pedimos perdón”. El Episcopado polaco asumía con coraje, humildad y magnanimidad la iniciativa de la reconciliación práctica en un episodio fuerte, reconociendo la trágica historia de las relaciones polaco-alemanas.

El contenido fue duramente criticado por las autoridades polacas y también por parte del sufrido pueblo polaco, expuesto a las calamidades de la guerra y atado a sus postrimerías. El arzobispo Wojtyla mismo debio comentar y explicar las razones de su contenido hasta en su propio circulo de Srodowisko (centro por él creado en su primera parroquia de San Florián, Cracovia).

La carta fue refutada de inmediato por las autoridades polacas en un “no perdonamos y no olvidaremos”. Agregando facetas a su campaña anti-episcopal el gobierno de turno “fabricó” una carta abierta de parte de los “trabajadores de la planta Solvay” (donde habia trabajado Karol Wojtyla durante su juventud) en la cual los trabajadores se mostraban “fuertemente sacudidos”, argumentando que nada habia que perdonar a los alemanes, y expresando su “profunda decepción” ante el “comportamiento indigno de un ciudadano” del Arzobispo, especialmente teniendo en cuenta que habia trabajado allí durante la ocupación.

El Arzobispo Karol Wojtyla, fuertemente dolido respondió que la carta del Espiscopado se basaba en los “principios mas profundos de la ética cristiana” y que habia sido respondida por los obispos alemanes “pidiendo primero perdón a Dios por las culpas cometidas y luego pedian perdón al pueblo polaco”. Ratificó a su vez que aquellos años en Solvay habían sido para el una experiencia invaluable y vital, su “mejor escuela de vida”, “su mejor preparación” para sus responsabilidades y que no creía que hombres con quienes habia compartido opiniones y momentos tan significativos de respeto por la dignidad de la persona, su conciencia y su personalidad pudiesen expresarse de esa manera, principios que, por otra parte, no se reflejaban en esa carta abierta.

Comenta George Weigel en Testigo de esperanza que la suerte estaba echada, comenzaba una nueva etapa, ya no habia vuelta atrás. La batalla por la libertad religiosa se reforzaba, la lucha y el compromiso se intensificarían durante los años siguientes…. En la Misa de Año Nuevo en la Basílica Mariacka el Arzobispo Karol Wojtyla hablaría del Concilio y anunciaría que de allí traía una piedra de la tumba de San Pedro, bendecida por el Santo Padre Pablo VI , que seria la piedra basal para la construcción de la nueva Iglesia en Nowa Huta …..

Fuente:
George Weigel: Testigo de esperanza
Tad Szulc: Papa Juan Pablo II- biografía

5 comentarios:

Marta Salazar dijo...

tienes el texto de la carta?

en cualquier idioma! (de preferencia en alemán y /o en polaco y/o en castellano),

la busco desde hace tiempo!

PS: Weigel no me gustó 100%

Un saludo grande y gracias x este estupendo blog!

Ljudmila dijo...

Marta no tengo el texto. Me basé en varios articulos cortos y en los libros citados. Pero prometo que haré lo imposible por conseguirlo.
No te ha gustado Weigel? A mi me gustó mucho (lei el original) la biografia de Sculz es en cierta manera diferente, pero se complementan.

Marta Salazar dijo...

gracias Ljudmila!

en lo que toca a mi país, por ej., entrevistó a una sola persona! lo que no es un trabajo de fuentes como debe ser. Pero no lo he leído entero, es que no tengo ganas, porque si en lo que toca a Chile es tan parcial, no puedo tener la seguridad que en el resto de la información que da sea diferente.

esa es mi razón.

No te preocupes... si lo ves en alguna parte...

y mil gracias!

Ljudmila dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ljudmila dijo...

Hola Marta, vecina! asi que eres chilena?
Si, pensandolo... no está nada bien, digamos que está mal ;) y es natural que pienses así, no obstante creo que vale la pena y que debe ser de lejos la mejor y mas completa biografia de JPII, que yo sepa, por supuesto. Seguramente el mismo haria cambios si la volviese a escribir. Seria interesante saber que piensa él mismo de su trabajo!