Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

jueves, 29 de noviembre de 2007

Visita del primer ministro de Eslovenia a Benedicto XVI

Hoy el primer ministro de la Republica de Eslovenia, Janez Janša ha sido recibido por el Santo Padre Benedicto XVI y lo ha invitado a realizar una visita a Eslovenia. Expresó que 2009 seria una buena ocasión al celebrarse los 10 años de la beatificación de Anton Martin Slomšek.

El obispo esloveno Slomšek fue beatificado en la ciudad de Maribor en 1999 por Juan Pablo II, ceremonia que nunca olvidaré, pues tuve la dicha de estar presente. Hay varios momentos que quedarán grabados para siempre en mi memoria. Lamentablemente no tengo fotos propias. En una mañana de lluvias torrenciales al abrirse la puerta del avión (visto en las pantallas gigantes) y aparecer el Santo Padre parecia que el cielo se partía, se abrian las nubes…se separaban hacia ambos lados... “amanecía” a las 9 de la mañana y finalmente salia el sol....no he visto fotos de ese momento pero lo guardo nítido en mi memoria. En un dia providencial, como pedazo de una historia que seria larga de contar e increíble, pude participar de la ceremonia desde la tercer fila de invitados especiales. Era tan fuerte la emoción y sentida la cercanía que me vi tentada a “colarme” para ir a recibir la comunión de las manos de Juan Pablo II, pero no me atreví, sentí miedo…… y cuánto lo lamento!!!! Pero no habia aprendido aun el “No tengais miedo…..”
Asi terminaba Juan Pablo II su homilía en la Misa de Beatificación aquel inolvidable 19 de septiembre de 1999:

Me complace repetir aquí las palabras proféticas que monseñor Slomsek pronunció durante una misión popular: "Dicen que el mundo ha envejecido, que el género humano va a la deriva y que Europa se acerca a su fin. Pues bien, es verdad, si abandonamos la humanidad a su camino natural, a su orientación fatal. Pero no lo es, si la fuerza procedente de lo alto, que se conserva en la religión de Jesús, en su Iglesia, se derrama nuevamente en todos los miembros del género humano y les vuelve a dar la vida.”

Porque todo lo expuesto? Porque Eslovenia es mi patria natal, tierra donde nací, y Argentina mi segunda patria, donde he crecido y vivido casi toda mi vida. No se puede nacer dos veces, pero es posible renacer, y mi renacimiento fue gestándose lentamente a partir de mi vivencia en Maribor hasta afianzarse aquel 2 de abril de 2005. Después siguieron las experiencias de Roma, Cracovia….que pueden leer en mi pagina web.

2 comentarios:

icue dijo...

Cuanto nos han ayudado y nos ayudarán siempre las palabras de Juan Pabo II, de "no tengais miedo" que tantas veces repitió desde el dia de su elección. Tenemos que saber transmitirlas a las generaciones que llegan.
Saludos

Ljudmila dijo...

Verdad Icue. Y cuan grabadas me han quedado! Nuestro deber es transmitirlas como tu bien dices.