Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

jueves, 8 de noviembre de 2007

FAO el «pan de cada día».

Juan Pablo II fiel defensor de la dignidad del hombre y la justa distribución de la riqueza de lo creado participaba anualmente de la Conferencia Mundial de la FAO - Organización de las Naciones Unidas para la agricultura y la alimentación.
Cito a continuación un extracto de su mensaje del 8 de noviembre de 1997, un llamado y una invitación a escuchar la Palabra, a hacerles partícipes de los frutos de la tierra a aquellos que menos tienen y a valorar el honorable trabajo de quienes trabajan la tierra para nuestro sustento:
…..”La Iglesia, al llevar a cabo su propia misión de difundir la buena nueva a todas las gentes, no deja de recordar la invitación de Cristo a pedir al Padre que está en los cielos el «pan de cada día». Por esto se siente cercana a la realidad de los últimos, de los olvidados; conoce también la vida de los que trabajan la tierra con fatiga y esfuerzo, y está dispuesta a sostener las iniciativas de cuantos trabajan para procurar a todos los hombres el pan cotidiano. Éstos colaboran en una acción que en el mensaje cristiano es la primera de las obras de misericordia, porque la medida del obrar cristiano es corresponder diligentemente al «tuve hambre» (Mt 25, 42)”….

2 comentarios:

icue dijo...

Ljudmila.
Hoy celebramos en Valencia el 25 aniversario de la visita de Juan Pablo II a esta Ciudad donde ordenó a más de 300 sacerdotes de todo el mundo,
De esta visita nos queda un recuerdo y una enseñanzas imborrables. Pido que sepamos ser capaces de dfundir estas enseñanzas, tú ya lo haces con to blog.

Ljudmila dijo...

Gracias Icue qué amable con tu mensaje. Feliz festejo! Quizas deberia haber recordado la visita a España dia por dia, pero me entusiasmé y coloque +/- completo;)me parecia que era mejor que estuviese todo junto. En cuanto a difundir sus enseñanzas todo lo que pueda hacer es poco pues he recibido muchisimo de él, él fue mi puente hacia una nueva vida.