Llamados a ser santos

Llamados a ser santos
“Todos estamos llamados a la santidad, y sólo los santos pueden renovar la humanidad.” (Beato Juan Pablo II)

sábado, 19 de enero de 2008

Solidarność 2.


(continuación de Solidarność 1)

..."Aunque hacia tiempo que se vislumbraba algún tipo de crisis importante en Polonia , nadie había previsto con exactitud el curso que finalmente tomarían los acontecimientos. Pocos adivinaron que no seria la Iglesia la que tomaria la iniciativa politica, ni lo harian los malhumorados reformistas, ni los intelectuales disidentes, sino la clase trabajadora polaca por medio de un brote totalmente nuevo de activistas proletarios. Pocos comentaristas hubiesen contado con una confrontación ordenada entre la masa opositora y el aparato de seguridad del Estado. De hecho, antes que un total desconocido, exigiendo sindicatos independientes, emergiese en el verano de 1980, nadie en el mundo había siquiera oído hablar de ello. Cuando fue entrevistado en Junio, el “promotor” de este “grupo de discusión”, un electricista desempleado de Gdansk, no tenia la menor idea acerca de los resultados concretos a producirse. Todo lo que sabia, pocas semanas antes que estallara, era que la causa valía la pena de ser defendida"..."
Continuará en Solidarność 3.
Fuente: Davies, Norman, God´s Playground – a History of Poland, vol. II, cap. 24-282 Columbia University Press, New York

2 comentarios:

Alter ego (el otro yo) dijo...

La Iglesia Católica,
encabezada por el cardenal Wojtyła, comprendió las
posiblidades que se abrían para destruir al movimiento comunista,grácias a Juan PabloII.

Ljudmila dijo...

Gracias alter ego por tu comentario y tu visita.
El poema que Karol Wojtyla le dedicó a San Estanislao refleja la historia de la Iglesia en Polonia, pero debe notarse que la de ellos es una historia única (al menos por lo que yo tengo leído